“El Cigala” hace vibrar el Zócalo


Carolina Hernández

 

Con aproximadamente 4 mil asistentes, Diego “El Cigala” hizo disfrutar a los poblanos de una noche de flamenco, que al mismo tiempo se tornó bohemia. El cantaor español abrió el show con la canción “Dos lágrimas”.


Esta vez, la lluvia no dificultó el espectáculo y al ritmo de castañuelas y las mismas palmas de Diego, el concierto fue todo un éxito. Quienes pusieron atención se dieron cuenta de que el madrileño prefiere refresco de naranja en vez de agua para mitigar su sed entre cada canción.


Todo estuvo muy planeado, no hubo fallas técnicas ni disturbios, la gente estaba completamente hipnotizada por la voz de “El Cigala”, que al ritmo de “Compromiso” arrebató muchos suspiros.


Diego también hizo recordar a muchos con covers como “Ya no estás más a mi lado corazón”, “Dos gardenias” e “Inolvidable”, jugando con las emociones, pasando de un ritmo tranquilo a uno más animado, y de una letra triste y despechada a una en el apogeo del amor.


Algunos pudieron disfrutar del concierto desde las pantallas que el Ayuntamiento colocó en los extremos del Zócalo en la comodidad de las bancas, e incluso, en el suelo, que después de un rato sin lluvia ya estaba seco y sin impedimentos para usarse como butaca.


“El Cigala” se despidió de Puebla con una reverencia de agradecimiento hacia el público, no sin antes presentar a su equipo de músicos, a quienes también agradeció su preciada participación.


Luego de recibir un reconocimiento por parte de la Secretaría de Cultura de manos del titular Alejandro Montiel Bonilla, “El Cigala” culminó el concierto con la famosa “Lágrimas negras”.

 

Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas