Un panista, el nuevo director de Tránsito Municipal


En su momento lo recomendó Luis Paredes Moctezuma


De acuerdo con elementos de la corporación, señalaron que Vázquez Sentíes aprovechó la estructura del CERI para el espionaje político, por órdenes del propio Paredes Moctezuma


Héctor Hugo Cruz Salazar / Daniel Hernández Cruz


A pesar de que la carrera policial que respalda el nombramiento como director de Tránsito Municipal de Daniel Vázquez Sentíes, sus estrechas ligas con el panismo poblano y sobre todo con personajes de la ultraderecha poblana, han hecho que personal de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal vea con recelo su designación, además de que recordaron que ha traicionado a quien en su momento le brindó su confianza.


De acuerdo con los testimonios recabados por CAMBIO, los elementos tienen muy presente que Vázquez Sentíes llegó recomendado a la administración de Luis Paredes Moctezuma, con quien creó el Centro de Emergencia y Respuesta Inmediata (CERI), en el que se concentran las llamadas de auxilio de la ciudadanía, pero también el manejo y la ubicación de las cámaras de videovigilancia, que en ese trienio tuvieron un doble función.


De acuerdo con elementos de la corporación, que se han mantenido durante varias administraciones y que pidieron el anonimato por temor a las represalias, señalaron que Vázquez Sentíes aprovechó la estructura del CERI para el espionaje político, por órdenes del propio Paredes Moctezuma.


La información era acumulada y mandada hasta la oficina de Luis Paredes para diversos fines; sin embargo, cuando la administración del panista llegó a su fin el director del CERI no quiso quedarse desempleado.


Fue entonces cuando traicionó a quien prácticamente construyó su carrera policíaca, pues filtraba información a Enrique Doger Guerrero cuando éste resultó ganador en las elecciones para la alcaldía poblana. Según los testimonios recabados, la información que entregaba a su jefe incluso no era conocida por Paredes Moctezuma.


No sólo eso, señalan las fuentes consultadas, aplicó la misma estrategia en la recta final de la administración de Doger Guerrero cuando Blanca Alcalá Ruiz había sido electa como alcaldesa y daba información a su entonces equipo de campaña, sobre todo lo que pasaba en la corporación.


Los elementos dijeron que Vázquez Sentíes siempre tuvo en la mente su regreso a la capital poblana, de modo que gestionó diversos acercamientos entre la administración de Blanca Alcalá y las corporaciones de seguridad en el Estado de México en donde fue asesor y secretario.


Como secretario de Seguridad Pública en Ixtapaluca, enfrentó la detención de los policías Julio Corona Díaz, quien se desempeñaba como mecánico, e Israel Abraham Espinosa Villaseñor, adscrito a la guardia en el Palacio Municipal de ese municipio por parte de elementos de la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO) por presuntos vínculos con miembros de la delincuencia organizada.


En su paso en el citado municipio, vivió de cerca la detención del exalcalde Mario Moreno Conrado, así como de la regidora Silvia López Herrera por parte de las autoridades federales.

 


 

 

 

 

 

Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas