Desde 2004, PGR buscaba a Tiro Moranchel


Giraron una orden de aprehensión liberada por las autoridades


“Se le acusa de captar irregularmente y en forma directa o indirecta recursos del público en el territorio nacional, mediante actos de pasivos directos, obligándose a cubrir el principal y los accesorios financieros de los recursos pactados

Daniel Hernández Cruz


Desde 2004, la Procuraduría General de la República tachó a Edmundo Tiro Moranchel como delincuente, al momento de que se le acusó de captar recursos de manera irregular; sin embargo, no hizo nada para detenerlo y siguió operando al frente de la empresa Sitma.


En un comunicado, la dependencia federal informó: “Se le acusa de captar irregularmente y en forma directa o indirecta recursos del público en el territorio nacional, mediante actos de pasivos directos, obligándose a cubrir el principal y los accesorios financieros de los recursos pactados. Cuenta con una orden de aprehensión librada por las autoridades desde el 2004”.


En el comunicado explica que el delito por el que es acusado se considera grave, de modo que no alcanza libertad bajo fianza: “El detenido cuenta con un proceso penal 53/2003 radicado en el Juzgado Primero de Distrito en el estado por el delito previsto en el artículo 103 y sancionado en el 111, con relación al 115, todos de la Ley de Instituciones de Crédito, en concordancia con el arábigo 13, Fracción II del Código Penal Federal (considerado como grave”.


El documento agrega que: “Tiro Moranchel, de 39 años de edad, administraba oficinas en Atlixco, de donde es originario, e Izúcar de Matamoros, en el estado de Puebla, así como en otra localidad de Veracruz”.


Rodolfo Igor Archundia Sierra, procurador general de Justicia del estado, informó que el inculpado cuenta con 15 mandamientos judiciales —14 órdenes del fuero común y uno del fuero federal—, por delitos en su contra, de ahí que es viable su internamiento en el Centro de Readaptación Social de Puebla, identificado como San Miguel, ubicado en el kilómetro 2.5, carretera al “Batán”, colonia San Miguel, Puebla, Puebla.

 

Su detención


Tras diez meses de intensa persecución, el orquestador del fraude de Sitma, Leonardo Tiro Moranchel, fue detenido en un fraccionamiento de la ciudad de Acapulco por elementos de la Procuraduría General de Justicia (PGJ) y presentado de inmediato ante las autoridades locales y federales.


El expoderoso empresario deberá acostumbrarse a estar en la cárcel, pues, aunque logre negociar con sus acreedores y defraudados, también será juzgado por el delito federal de captación de recursos del público sin la autorización de la Comisión Nacional de la Banca y de Valores, el cual es considerado grave y no alcanza libertada bajo fianza.


Tiro Moranchel fue detenido en un lujoso fraccionamiento, los elementos policíacos ya lo esperaban y había sido ubicado desde la noche del martes, pero ante la duda de que pudiera ser otra persona, decidieron esperar a que amaneciera y saliera del domicilio.


Leonardo Tiro fue detenido a las 9:30 horas, los policías le informaron que estaba detenido en cumplimiento a las órdenes de aprehensión giradas por jueces del fuero común y federal.


Antes de su detención, Tiro Moranchel se escondió en Veracruz, Guerrero, Querétaro y Yucatán, donde continuó realizando operaciones financieras como la compra-venta de bienes y raíces, y de automóviles, según el resultado de la investigación realizada por la PGR y PGJE de Puebla.


De acuerdo con fuentes consultadas allegadas al caso, señalaron que Leonardo se mostró sumamente sorprendido de que haya sido detenido y no podía creer que hayan localizado su escondite. No obstante, no opuso resistencia a su arresto.


Tras su detención quedó a disposición de las autoridades federales que lo trasladaron al aeropuerto, en donde fue llevado vía aérea hasta la ciudad de México y posteriormente traído a Puebla. Ya aquí fue presentado ante los medios de comunicación a las 18:00 horas en la Procuraduría General de Justicia.


La noticia de su detención fluyó a cuenta gotas; en Puebla aproximadamente a las 11:30 se supo de su detención, aunque sin muchos detalles.


Una hora después, el secretario de Gobernación, Valentín Meneses Rojas, y el procurador de Justicia, Rodolfo Igor Archundia Sierra, confirmaron la detención de Tiro Moranchel en una rueda de prensa en Casa Aguayo.


Meneses Rojas aseguró que con la detención del defraudador se garantiza el Estado de Derecho y se cumple con las exigencias de los miles de afectados que pedían la detención de quien orquestó el fraude que supera los 800 millones de pesos.


Por su parte, el procurador de Justicia aseguró que la detención se logró gracias a labores de inteligencia, operatividad y coordinación con las procuradurías de otros estados, así como con la Procuraduría General de la República. Calificó como un éxito la misión de captura de Tiro Moranchel y reconoció el trabajo del director de la Policía Ministerial, Francisco Ávila Caso.


En las instalaciones de la Procuraduría General de Justicia los policías federales interrogaron a Tiro Moranchel, quien evitó dar información concreta y respondió con evasivas.


A las 21:00 horas empezó con su declaración en el penal de San Miguel en relación al fraude.

 

Más de 10 mil poblanos
afectados por Grupo Sitma


Archundia Sierra explicó que por el delito de fraude los juzgados Primero y Quinto de lo Penal emitieron 13 órdenes de aprehensión por el delito de fraude, y una más girada por el Juzgado Tercero de Distrito por la captación de recursos del público sin la autorización de la Comisión de la Banca y de Valores.


Destaca que este último delito es considerado grave, por lo que de encontrase culpable puede recuperar su libertada bajo fianza.


Cabe recordar que en la Procuraduría General de Justicia se han recibido 6 mil 115 denuncias en contra del Grupo Sitma por un monto superior a los 826 millones de pesos.

 

Su defensa


Desde que se desató la ola de denuncias en contra de Grupo Sitma, Leonardo Tiro Moranchel ha cambiado en varias ocasiones su defensa legal. En los últimos meses se anunció que el prestigiado despacho Olea & Olea Asociados lo representaría en las averiguaciones previas iniciadas, la solicitud de amparos en contra de las órdenes de aprehensión y las negociaciones con el Gobierno del estado.


Sin embargo, tras su detención, CAMBIO se comunicó con Xavier Olea Peláez quien informó que no habían recibido una llamada por parte de su cliente ni de sus familiares, por lo que no habían intervenido en el caso, pero que hasta el día de ayer el despacho formaba parte de su defensa.


Tiro Moranchel relevó al despacho en lo que concierne a las negociaciones con el Gobierno del estado y los afectados, cuando ya había un progreso importante, y también en torno a las averiguaciones previas, no así en la solicitud de amparos para evitar su captura.


Explicó que la resolución por parte de los jueces federales llegaría a finales de este mes, pero con la detención quedaban sin efecto.


Agregó que si Tiro Moranchel o su familia se comunica con la firma de abogados para asumir su defensa legal, ellos se trasladarían a Puebla para iniciar con los trámites que sean necesarios.


Extraoficialmente se sabe que a la defensa del Leonardo Tiro Moranchel se sumará el abogado Rodolfo de Pascual Jiménez.

 

La presentación


Las autoridades de la Procuraduría General de Justicia informaron que se podían tomar fotografías, pero que el detenido no haría ninguna declaración y que no se le podía hacer una sola pregunta.


Después de cuatro horas de espera, se anunció que se presentaría a Leonardo Tiro Moranchel en el sótano de la dependencia. Bajando las escaleras lo primero que se apreciaba era un automóvil de lujo, un Chrysler 300 color blanco, sin placas, y a bordo estaba Leonardo Tiro Moranchel custodiado por elementos de la Agencia Federal de Investigaciones (AFI).


Durante el día, los afectados por Grupo Sitma se fueron enterando de la detención de Tiro Moranchel, por lo que más de 300 personas se reunieron para conocer los detalles; querían ver a Leonardo, incluso, decían que tenían ganas de hacer justicia por su propia mano.


Las horas pasaron y no obtenían respuesta, la mayoría se desanimó, y abandonaron el inmueble, a excepción de un pequeño grupo que permaneció hasta que fue trasladado al Centro de Readaptación Social.


Ante la presencia de los afectados se controló el acceso hasta el lugar en donde el defraudador sería presentado para evitar que fuera agredido.


Una mujer mayor, quien fue afectada por Grupo Sitma, logró colarse y esperaba ansiosa el momento en que Leonardo fuera presentado: “Quería escupirle, cachetearlo, decirle de todo”; sin embargo, fue descubierta y sacada por el personal de seguridad de la dependencia.


A su salida, visiblemente molesta, declaró ante los medios de comunicación que era un exceso que un delincuente, que afectó el patrimonio y la tranquilidad de miles de familias, tuviera tantos privilegios, como el hecho de que haya sido transportado en un vehículo de lujo.


Un grito avisó que sacarían a Leonardo Tiro del vehículo. Con las manos en la espalda caminó unos metros, un policía lo conducía tomándolo por el cuello y con la cabeza agachada, las cámaras los esperaban y no dejaron de disparar flashazos.


El detenido vestía una camisa blanca despajada, arrugada, con las mangas remangadas a la mitad de los brazos, un pantalón de mezclilla azul y tenis negros.


Tenía la mirada perdida; para no ser identificado, había cambiado un poco su aspecto: se dejó el bigote, una barba rala y el pelo alborotado.


El detenido fue fotografiado entre dos elementos, uno de la Procuraduría General de Justicia y otro de la Agencia Federal de Investigaciones como símbolo del trabajo coordinado entre las corporaciones para llegar a la detención.


Tras un minuto de fotografías, el director de la Policía Ministerial, Francisco Ávila Caso, hizo una seña de que el tiempo había terminado y que el detenido debía ser trasladado.


Antes su partida, le hicieron dos preguntas: “¿Leonardo tienes algo que decir?”, gritó una reportera. “¿Vas a pagar a los afectados?”, fue otra de las preguntas. Leonardo Tiro Moranchel no tuvo tiempo ni de voltear a ver a los reporteros y fue subido al automóvil para su reclusión.

 

Sus cómplices

 

Las autoridades locales informaron que se siguen las indagatorias para dar con los responsables por el delito de fraude perpetrado por Grupo Sitma.


Cabe recordar que por este ilícito fueron detenidos el año pasado Ramón Vega Laing, Emerson Cruz Orea, Efrén Aguilar Huesca y su hermano, Edmundo Tiro Moranchel, quien también enfrenta un proceso por el fraude de Invergroup.

 

 

Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas