Extraditarán a Villanueva a EU


Dicen que es “una pieza clave del comercio internacional de narcóticos ilícitos”

 

Agencias

 

La sede diplomática de Estados Unidos en México se congratuló de la extradición a su país del exgobernador mexicano Mario Villanueva, pues lo consideran “una pieza clave del comercio internacional de narcóticos ilícitos”.


“Su legado de corrupción e ilegalidad contribuyó directamente a la destrucción de vidas y de los medios de subsistencia de miles de estadounidenses desconocidos consumidores de drogas”, afirmó la embajada en un comunicado.


Villanueva fue gobernador del estado de Quintana Roo entre 1993 y 1999, y está acusado de dejarse sobornar por el cártel de Juárez para permitir el libre tránsito de droga en su territorio, así como de blanqueo de dinero en bancos de Estados Unidos.


Según el embajador estadounidense en México, Carlos Pascual, la extradición de Villanueva —materializada el fin de semana— es “un hito muy importante” en la colaboración de Estados Unidos y México contra “la amplia corrupción” generada por los cárteles de la droga en ambos lados de la frontera.


En los últimos años, México ha extraditado a Estados Unidos a varios capos y colaboradores del narcotráfico, un destino que la mayoría de ellos teme porque su reclusión en una cárcel estadounidense implica perder el control de su organización y los privilegios que pueden comprar con sobornos en prisiones mexicanas.


Villanueva se había resistido por la vía legal a ser extraditado, pero finalmente fue trasladado el domingo a la localidad de White Plains, al norte de la ciudad de Nueva York, en un avión de la Dirección Estadounidense Antidrogas (DEA).


El expolítico, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), fue detenido en 2001 y condenado a seis años de cárcel por lavado de dinero por la justicia mexicana.


Nada más al salir libre, en 2007, fue detenido a las puertas del reclusorio por cuenta de la extradición solicitada por Estados Unidos.

 

Entregan hija
mayor a Farah

 

Esta tarde Mauricio Gebara acudió a la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) en compañía de su hija mayor Lisette, quien fue entregada a su mamá, Lisette Farah.


La mamá de la menor aseguró que la pequeña se quedaría con ella por tener la custodia definitiva, sin embargo, el abogado de Gebara explicó que la niña podría ver a sus dos padres hasta que un juez del Tribunal Superior de Justicia de lo Familiar determine quién se va a quedar con la custodia.


“Quiero agradecer a la Procuraduría porque ya me entregaron a mi hija”, dijo Farah, quien detalló que la pequeña Lisette estaba bien y contenta.


La menor informó que todos estos días había permanecido en la casa de sus abuelos.


“Estoy contenta por ver a mi mamá”, reiteró la niña.


La defensa de Gebara no quiso explicar la mecánica de visitas que tendrá Lisette con sus padres, mientras concluye el proceso familiar.


El 4 de mayo Lisette Farah acudió a la PGJDF a levantar una denuncia de hechos que pretendía tipificar en sustracción de menores porque la familia de su esposo no le permitía ver a su hija.

 

 

Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas