Empresa de Garciadiego no es asociación civil


Se trata de una negocio familiar, según documentación certificada de la Notaría 4 de Tehuacán


De acuerdo al acta notarial que obra en poder de CAMBIO, Alternativas y Procesos de Participación Social fue creada el 17 de febrero de 1988

 

Yonadab Cabrera Cruz

 

La asociación civil Alternativas y Procesos de Participación Social, que preside el ganador de Iniciativa México, Raúl Hernández Garciadiego, es en realidad una empresa familiar, pues así lo demuestra el acta constitutiva de esa organización no gubernamental certificada por la Notaría Pública 4, con sede en el municipio de Tehuacán.


De acuerdo al acta notarial que obra en poder de CAMBIO, Alternativas y Procesos de Participación Social fue creada el 17 de febrero de 1988; de acuerdo a ese documento, de siete personas que firmaron como integrantes de la organización no gubernamental cuatro son familiares de Raúl Hernández Garciadiego y su esposa, Gisela Herrerías.


Según el acta constitutiva de la Notaría Pública 4 la asociación civil está encabezada por Raúl Hernández Garciadiego, seguido de su esposa, Gisela Herrerías Guerra; posteriormente aparece Andrés Hernández Garciadiego, hermano del ganador del primer certamen de Iniciativa México; luego está inscrito el nombre de David Herrerías Guerra, hermano de Gisela Guerra.


Aparecen también los nombres de otros dos hermanos del ganador de Iniciativa México: Anabel Hernández Garciadiego y Pablo Hernández Garciadiego; prosiguen los nombres de las personas que no están ligadas a la familia Hernández Herrerías, como Eduardo Alejandro Albarrán Oscós, Rosa María Gómez Sosa y Clara Azcué Pérez Gil.


La única cláusula que suscribió la Notaría antes mencionada con la familia de Raúl Hernández Garciadiego señala que todas esas personas son “asociados fundadores activos”; además resalta a Gisela Herrerías como presidenta del Consejo Directivo, mientras que Raúl Hernández Garciadiego tiene dos funciones: una como vocal y la otra como rector general de la asociación civil: “Será la persona encargada de ejecutar las funciones del propio consejo”, dicta el acta notarial.


Además, dentro del objeto por el cual se está constituyendo Alternativas y Procesos de Participación Social se contempla que no es una asociación civil con fines de lucro, por lo que claramente se contemplan los objetos bajo los que se creó dicha asociación, a saber: el desarrollo de las comunidades marginadas, promover cambios socioculturales y demográficos en la zona que abarca”.


La asociación impulsará procesos y temas de: “investigación, estudio, experimentación, evaluación, reflexión, comunicación, educación, formación y capacitación de seres humanos, participación, promoción, apoyo (…) para lograr un uso racional de los recursos naturales”, entre otros objetos de creación relacionados con el uso adecuado de los recursos naturales y el desarrollo sustentable.

 

Contraloría jamás
inició una investigación


Ante los distintos fraudes que cometió Raúl Hernández Garciadiego al gobierno melquiadista, el contralor del estado Víctor Manuel Sánchez Ruiz indicó que la Secretaría de Desarrollo, Evaluación y Control de la Administración Pública (Sedecap) jamás inició una investigación ante los sobrecostos que presentaban las obras realizadas por Alternativas y Procesos de Participación Social.


A pesar de las auditorías presentadas, donde se hacían observaciones a distintas irregularidades cometidas por la asociación civil, la única función de la Sedecap consistió en verificar que se entregaran los recursos, así como cerciorarse de que fueran ejecutables. A decir del contralor estatal, la dependencia a su cargo ya no tenía más facultades, por lo que correspondía a la Secretaría de Finanzas darle continuidad al caso.


Incluso, Sánchez Ruiz mencionó que lo suscitado con Alternativas y Procesos de Participación Social quedó fuera de la administración marinista, ya que todo el problema se derivó en el 2005, cuando aún era gobernador Melquiades Morales Flores; y recordó que ningún representante de esa organización gubernamental acudió a las oficinas de Finanzas para recoger su último pago.


Víctor Manuel Sánchez Ruiz dejó en claro que el gobierno marinista jamás estuvo involucrado en los convenios con la asociación de Raúl Hernández Garciadiego, pues reiteró que fue la administración de Melquiades Morales Flores la que hizo todos los tratos y las obras se ejecutaron durante ese periodo.

 

 

 

Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas