Asesinos de turistas michoacanos se esconden en Puebla


Denunciaron a través de unas mantas que colocaron en Acapulco

 

Daniel Hernández Cruz

 

En tres narcomantas que fueron colocadas en distintos puntos de Acapulco, grupos contrarios a Édgar Valdez Villarreal, “La Barbie”, aseguran que los asesinos de los 20 turistas michoacanos se esconden en Puebla.


Las narcomantas firmadas por el Cártel Independiente de Acapulco (CIDA) señalan que, efectivamente, el asesinato de 20 michoacanos fue un error, pues los confundieron con gente de “La Familia Michoacana” que intentaba ocupar la plaza, y se dio bajo las órdenes de Carlos Montemayor, “El Charro” —suegro de “La Barbie” y encargado de la plaza de Acapulco, detenido la semana pasada—.


El texto señala a los presuntos responsables, identificados como: Cleotilde Toribio, “El Tilde” o “La Chiquita de Altamirano”; Sóstenes Toribio, “El Chino”; Erik Edgardo Santiago Cruz, “El Diego” o “El Flaco”; Gerardo Morado, “El Colores” o “El Morado”, excomando de la Judicial en Monterrey; Miguel, “El Pica”, exjudicial de Cuernavaca y quien estuvo preso por secuestro; “El Rojo”, exGAFE de las Fuerzas Especiales, y Fermín Toribio, todos escondidos en Puebla. Secuestradores, extorsionadores, rateros de Altamirano.


En las narcomantas le dan las gracias al presidente de la República, Felipe Calderón, por la detención de “El Charro”: “Señor Presidente Felipe Calderón, le damos las gracias por la captura del asesino de gente inocente Carlos Montemayor, usted se dará cuenta de la paz que llegará a Acapulco y alrededores”.


Los presuntos integrantes del CIDA aseguran que fueron quienes dieron las pistas para la localización de los cuerpos: “Efectivamente, fue un error la masacre de los 20 michoacanos, pero de su parte porque Carlos Montemayor en su momento era quien daba las órdenes a toda la gente de ‘La Barbie’, no tenemos que llegar al tribunal para decirle la verdad, una de las causas de nuestra ruptura con él fue haber mandado a matar a esos michoacanos con su gente de Cancún y Cuernavaca, y haberle echado la culpa a gente inocente, por eso tuvimos que actuar independientemente para localizar los cuerpos de los michoacanos”.

 

 

 

 

 

 

 

 

Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas