Critica Manzanilla postura de fracción del PRI sobre crédito


Señala que es muy temprano para que los legisladores del PRI señalen que no avalarán el empréstito


Viridiana Lozano Ortíz


Fernando Manzanilla Prieto, coordinador del equipo de transición morenovallista, advirtió que a pesar de la negativa de la fracción parlamentaria del PRI para aprobar la línea de crédito por 2 mil 500 millones de pesos que solicitará el gobernador electo a la actual Legislatura, el inicio de sexenio “contará con recursos suficientes para operar y cumplir los compromisos”, aunque exigió a los legisladores que no rechacen a priori el empréstito cuando el proyecto de presupuesto ni siquiera ha sido presentado.


“Creo que primero hay que ver cómo viene la propuesta de Ley de Ingresos, creo que es todavía muy pronto para adelantar qué se va a presentar, además el gobierno actual es el encargado de presentarla al Congreso y luego ya el Congreso deberá trabajarla y autorizar lo que corresponda”.


Ayer, Humberto Aguilar Viveros, presidente de la Gran Comisión, dejó claro que la fracción priista en el Congreso votará en contra de la línea de crédito si es que el recurso se utiliza para pagar parte de la deuda generada por el ISR.


Ante esto, Manzanilla Prieto explicó: “Creo que hay una equivocación por parte del diputado, se tienen una serie de ingresos y una serie de gastos, dentro de los ingresos hay ingresos de todo tipo y dentro de los gastos hay muchos gastos; creo que el punto del presidente del Congreso era tal vez que una deuda no debe de servir para pagar otra deuda, pero al final de cuentas los ingresos totales tendrán que servir para pagar los compromisos totales que principalmente son obras en infraestructura y proyectos de gobierno. Dentro de esos también hay adeudos que desafortunadamente tiene el gobierno y que vamos a tener que hacer frente a ellos en los próximos años”.


Asimismo, señaló que el gobierno entrante aún no tiene claridad sobre el monto de deuda que podría ser puesto a consideración del Legislativo ni los proyectos específicos para los que se utilizará el recurso, lo que dependerá del reporte final que entregue la administración marinista sobre la situación financiera del estado.


“Se ha contemplado, una vez que tengamos reuniones, tener claridad sobre cuáles son los flujos que tiene disponibles el Gobierno del estado para el arranque de gobierno y tomar una decisión de cuánto se necesitaría y lo que se necesitaría, cómo se justificaría… Va haber claridad a partir del 15 de noviembre, porque el Congreso federal define el presupuesto hasta entonces”.


Sobre el adeudo del Gobierno del estado por más de 3 mil millones de pesos a la Secretaría de Hacienda por concepto de ISR, Manzanilla Prieto confió en que la administración marinista logre la condonación de la deuda y señaló que, de lo contrario, el gobierno entrante se encargará de gestionar la derogación del pago.


“El único hecho real es que el gobierno debe y tiene adeudos fiscales, y esos adeudos fiscales no son de una persona, no son de una administración, son del estado de Puebla y son adeudos a los que la nueva administración tendrá que hacer frente”.


Declaró que el equipo de transición no tiene certeza sobre el monto exacto que debe pagar el gobierno a la Secretaría de Hacienda, por lo que aún están a la espera del informe final del endeudamiento:


“Nos han dicho que el monto varía, que no es el que ha salido, que hay que definir cuál es, lo cierto es que hay un monto y corresponde a las autoridades hacendarias ver qué negociación se hace. Corresponde al gobierno, pero probablemente es un tema que debe ser tratado por la siguiente administración”.

 

 

 

Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas