Chihuahua arrebata a Puebla la “Cuna de la Revolución”


El nombramiento lo solicitaron Beatriz Paredes, Gustavo Madero y César Duarte


Ni el gobierno marinista ni la fracción parlamentaria del PRI en San Lázaro hicieron las gestiones pertinentes, ya que apenas ayer reaccionaron, al mandar un exhorto a la Cámara baja


Yonadab Cabrera Cruz


Oficialmente Puebla será despojada del título de “Cuna de la Revolución Mexicana” en el año del Centenario, pues el Congreso de la Unión se prepara para otorgar dicho nombramiento al estado de Chihuahua, a solicitud y cabildeo de Beatriz Paredes Rangel, líder nacional del PRI y diputada federal; al senador panista Gustavo Madero y al hoy gobernador de esa entidad, César Duarte.


Por el contrario, ni el gobierno marinista ni la fracción parlamentaria del PRI en San Lázaro hicieron las gestiones pertinentes y apenas ayer reaccionaron enviando un exhorto urgente a la Cámara de Diputados donde expusieron los motivos por los que la entidad poblana debería ser nombrada como “Cuna de la Revolución Mexicana”.


Fuentes del Congreso de la Unión informaron a CAMBIO que la propuesta de que sea Chihuahua y no Puebla la entidad a la que se le otorgue dicho título fue hecha entre el gobernador de ese estado y el senador panista Gustavo Madero; incluso las negociaciones llegaron a tal grado que Beatriz Paredes Rangel podría pedir a los legisladores poblanos que voten a favor de Chihuahua.


Sin embargo, los diputados poblanos harán todo lo posible para impedir que ese nombramiento se otorgue a otro estado que no sea Puebla, pues están dispuestos hasta a desacatar una orden de la presidenta nacional del PRI.


Por eso ayer en Casa Aguayo hubo una reunión en punto del medio día entre el secretario de Cultura, Alejandro Montiel; el titular de la Secretaría de Gobernación, Valentín Meneses Rojas, y algunos cronistas, historiadores y estudiosos de la Revolución Mexicana, a fin de fundamentar con hechos históricos las razones por las que Puebla debe ser “Cuna de la Revolución Mexicana”. Dicho texto será entregado a la Comisión de Gobernación de la Cámara de Diputados, además de que los integrantes de esa mesa de trabajo escucharán la exposición del diputado poblano Francisco Ramos Montaño.


Sin embargo, se espera que este día pase el dictamen para hacer el nombramiento, situación a la que se opondrán los legisladores poblanos. Y es que el cabildeo, así como la presión de los chihuahuenses, han sido incesantes, aparte de que ante la ola de violencia que vive esa entidad también se lo podrían otorgar para sentir que los poderes federales están con Chihuahua.


Desde que la diputada priista Rocío García Olmedo presentara —el año pasado— un punto de acuerdo para que Puebla fuera nombrado “Cuna de la Revolución”, en la entidad poblana no se volvió a tocar el tema hasta el mes pasado, cuando el presidente de la Comisión Estatal de los Festejos del Bicentenario y Centenario, Guillermo Jiménez Morales, inició de nueva cuenta el trámite.


Incluso, en noviembre del 2009, cuando Puebla fue sede de la VII Reunión Nacional de Comisiones Legislativas conmemorativas para las celebraciones del Bicentenario y Centenario de los poderes legislativos y del Senado de la República, Rocío García Olmedo solicitó la intervención de José Manuel Villalpando, director ejecutivo del Instituto Nacional de Estudios Históricos de la Revolución Mexicana, para que el Gobierno federal otorgara el nombramiento a la entidad poblana.


Fundamentos de Chihuahua


El secretario de Educación y Cultura de Chihuahua, Jorge Mario Quintana, aseguró que en Puebla no se originó la Revolución Mexicana, ya que lo que sucedió el 18 de noviembre de 1910 sólo fue la masacre de la familia Serdán Alatriste, mientras que en Chihuahua se iniciaron los verdaderos movimientos armados como Tomochi (Guerrero) y Cuchillo Parado: “Es sencillamente cuestión de hechos, de eventos y actos que tienen fecha precisa”, expresó el funcionario de esa entidad.


Por si fuera poco, la escritora Elena Poniatowska aseguró que la entidad de Chihuahua se merece ese reconocimiento porque es un símbolo del movimiento armado de 1910; además de que consideró ocioso y tardío el debate sobre tal título, ya que eso se debió hacer desde hace tiempo y no ahora que se conmemora el Centenario de la Revolución Mexicana.


“La revolución que debe darse en la actualidad es al momento de generar una participación reconocida”, mencionó la periodista, aparte de instar a que la sociedad se levante no con las armas, sino con la manifestación abierta de una crítica hacia los errores y aciertos de la situación en la que se vive.


La madrugada del 14 de noviembre de 1910 un contingente de 70 campesinos se enfrentó a las fuerzas del gobierno en las faldas de los cerros cercanos. Por eso las autoridades de Chihuahua aseguran que la primera bala, la primera batalla de la Revolución Mexicana se dio en su estado y una semana después el resto del país se levantó en armas.


Esto no es de capricho: Montiel


Por su parte, el secretario de Cultura del estado de Puebla, Alejandro Montiel Bonilla, respondió a su homólogo de Chihuahua, al asegurar que el nombramiento de “Cuna de la Revolución Mexicana” no debe recaer en aquellos que griten o aplaudan más, pues es una decisión que no debe estar sujeta a un capricho, por lo que le sugirió que se analicen los hechos históricos.


“Que no sea como otras cosas en este país, que no se trate de ver quién aplaude más o quién grita más. Vámonos a los hechos históricos, vamos a analizar los hechos históricos, y vamos a apoyar a los diputados federales para que tengan mayor reconocimiento”.


Explicó que se puso a disposición de los legisladores federales todo el grupo de historiadores especializados en la Revolución Mexicana y la gesta heroica de los hermanos Serdán, encabezados por el profesor Patricio Eufrasio, quien también tiene a su cargo la rehabilitación del Museo Regional de la Revolución Mexicana.


Alejandro Montiel especificó que Puebla es el bastión de la Revolución Mexicana, pues en 1910 era la tercera ciudad más importante del país, la tercera economía, y el movimiento que iniciaron los hermanos Serdán fue intelectual, por la lucha de la igualdad de las clases sociales.


Debe quedarse en Puebla


Por su parte, el exgobernador de Puebla y presidente de los festejos del Bicentenario de la Independencia y Centenario de la Revolución, Guillermo Jiménez Morales, aseguró que el nombramiento de “Cuna de la Revolución Mexicana” pertenece a Puebla, pues afirmó que en este estado se inició el movimiento armado de 1910: “Aquí nació la Revolución Mexicana”, expresó el exgobernador de Puebla.


Guillermo Jiménez Morales reinició la gestión en la Cámara de Diputados para que Puebla sea declarado precursor de la Revolución Mexicana, e indicó que los hechos históricos así lo demuestran, por lo que la razón asiste a los poblanos.


“Somos libres, estamos en libertad para que cada quien opine lo que sucede en cualquier asunto. Qué bueno que cada asunto se dé en esa libertad, cualquier debate, cualquier análisis; estamos convencidos los poblanos que nos asiste la razón, que nos asiste la verdad”.


“Y que el hecho histórico irrebatible es que la Revolución Mexicana nació en Puebla el 18 de noviembre de 1910 con la gesta de los hermanos Serdán, y después se sumaron el resto de las entidades, qué bueno porque todos pertenecemos al mismo pueblo de México”.


Gastos por el Centenario


La remodelación del Museo de los Hermanos Serdán costó 15 millones de pesos de recursos estatales; además el Gobierno federal aportó otros 15 millones de pesos para los festejos de la Secretaría de Cultura y el estado otros 8 millones, por lo que hay un gasto de 23 millones de pesos para estos festejos, sin contar con la remodelación del museo antes mencionado.


La alcaldesa capitalina Blanca Alcalá Ruiz rehabilitó la Laguna de Chapulco y todo su ecosistema, al que nombró Parque Centenario, para lo cual gastó más de 100 millones de pesos según el secretario de Desarrollo Urbano y Obra Pública del municipio, Jorge Rodríguez y Morgado.


También se inauguró la Senda de la Revolución Mexicana, que es la remodelación de la calle 6 Sur, vialidad donde se ubica la Casa de los Hermanos Serdán; el costo de esta obra fue de 7 millones 374 mil 322 pesos.


En el bulevar 5 de Mayo se colocaron imágenes de los héroes poblanos de la Revolución Mexicana, las cuales están hechas de acrílico y por la noche son iluminadas con focos; el costo de estas figuras fue de 180 mil pesos. Además se han realizado foros, conferencias y se han editado libros.


Mientras que el Gobierno del estado no ha transparentado todos los gastos que ha realizado con motivo de la conmemoración del Centenario de la Revolución Mexicana.

 

 

 

 

 

Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas