Sale cuñado de Medina; Seoane evita la cárcel


Hasta el momento las autoridades desconocen su paradero


Sólo Medina García y Carlos Roberto Flores fueron detenidos nuevamente por el delito de fraude por la PGJ, y no así Humberto Raya Sotero

 

Daniel Hernández Cruz

 

Humberto Raya Sotero, cuñado de Valente Medina Seoane, y dos personas más fueron detenidas por la justicia federal el año pasado, acusados de captación de recursos del público sin autorización de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores; sin embargo, sólo Raya Sotero pudo librarse de las acusaciones de fraude ante la Procuraduría General de Justicia (PGJ) y jueces del Tribunal Superior de Justicia.


El juez Octavo de Distrito, Jesús Hernández Fonseca, confirmó a CAMBIO que no encontró elementos en contra de los inculpados, por lo que determinó que fueran puestos en libertad.


Fue el 7 de septiembre pasado cuando Carlos Roberto Flores, subdirector de Negocios; Ignacio Medina García, gerente de Tesorería, y Raya Sotero fueron detenidos por la justicia federal; sin embargo, a finales de septiembre fueron puestos en libertad por falta de elementos. No obstante, en ese momento fueron detenidos por elementos de la Policía Ministerial acusados de fraude ante la Procuraduría de Justicia.


Sin embargo, Raya Sotero ya había sido amparado por su equipo de abogados, por lo que logró evadir la justicia local y hasta el momento se desconoce su paradero.


En la publicación de CAMBIO del 14 de octubre del año pasado se dio a conocer que Raya Sotero se desempeñó como subdirector de Minería de la Secretaría de Economía, y tenía como responsabilidad la entrega de concesiones y estudios de minería a nivel regional.


En la entrevista realizada a empleados de la dependencia, revelaron que Raya Sotero trabajó durante 32 años y que en su último cargo tenía como responsabilidad la entrega de concesiones en 19 estados, negocios en los que invertía Valente Medina Seoane.


El 9 de junio de 2009, en una entrevista concedida a La Jornada de Oriente, el director general y dueño de Coofia, Valente Medina Seoane, informó que seis de cada diez pesos de los inversionistas fueron depositados en las compañías mineras La Valenciana y Reina del Pacífico, ubicadas en Durango y Guerrero, respectivamente, y que la crisis económica mundial generó la caída de las ventas y la insolvencia financiera.


Se sabe que La Valenciana y Reina del Pacífico son propiedad de la familia Medina Seoane, y que los recursos captados por Coofia fueron invertidos en esos bienes, lo cual además es violatorio de la Ley de Ahorro y Crédito Popular, que prohíbe que los directivos inviertan el capital de riesgo en empresas propias o de familiares.


De acuerdo con los empleados de la dependencia, fue hace aproximadamente cinco años cuando el directivo de Coofia dejó la dependencia federal, en donde lo consideran un funcionario ejemplar.


Humberto Raya Sotero fue señalado como integrante del cuerpo directivo de Financiera Coofia, y detenido por agentes federales el 4 de septiembre pasado junto con Ignacio Medina García, gerente de Tesorería, y Carlos Roberto Flores, subdirector de Negocios, y después recluidos en el penal de San Pedro Cholula por el delito de captación de recursos del público sin la autorización de la Comisión de la Nacional Bancaria y de Valores.


Sin embargo, sólo Medina García y Carlos Roberto Flores fueron detenidos por la PGJ nuevamente por el delito de fraude, y no así Raya Sotero, quien enfrentó su proceso en su domicilio, por tratarse de una persona mayor de 70 años.

 

 

 

 

 

 

 

Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas