Avala Jiménez Merino decisión del CEN tricolor


Yonadab Cabrera Cruz

 

El diputado federal y aspirante a la dirigencia estatal del PRI, Alberto Jiménez Merino, avaló la decisión de la Comisión Estatal de Procesos Internos para postergar la elección del nuevo líder de los priistas hasta el 28 de noviembre, pues dijo que de esa forma habrá tiempo para que todas las expresiones sean escuchadas.


En entrevista, Alberto Jiménez Merino negó haberse reunido el pasado lunes en el Comité Ejecutivo Nacional del PRI con la lideresa de ese partido, Beatriz Paredes Rangel, y sus correligionarios Juan Carlos Lastiri Quirós y Guillermo Deloya Cobián, quienes también aspiran a la presidencia del Comité Directivo Estatal del tricolor.


Cabe mencionar que el columnista Gabriel Sánchez Andraca publicó que el lunes pasado los tres aspirantes a la dirigencia estatal del PRI se reunieron con Beatriz Paredes, quien les dio a conocer los términos de la convocatoria para competir por el cargo partidista.


Al respecto, Alberto Jiménez Merino rechazó haber acudido a dicha reunión: “Yo no estuve presente, no sería ético, correcto o propio de ninguna naturaleza analizar la convocatoria cuando todavía no se publica, no he visto ningún solo renglón de la convocatoria”, refirió el diputado federal.


Además, mencionó que fuera de la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión no ha sostenido algún encuentro con la lideresa nacional Beatriz Paredes Rangel, ni ha hablado con ella de temas que no sean los concernientes a la agenda legislativa.


Además, respaldó la decisión de su partido para posponer la renovación de la presidencia del Comité Directivo Estatal al asegurar que no hay prisa, que entre más tiempo se le dé a este proceso será mejor: “No hay prisa, nadie se va a morir, todo lo contrario, es favorable. Entonces no hay por qué sujetarse a las fechas que se habían previsto”.


Indicó que será mejor que se postergue, ya que habrá más tiempo para que la militancia escuche a los aspirantes a la sucesión de Alejandro Armenta, conozcan sus respectivos proyectos y puedan consensar dichas aspiraciones.


Finalmente dijo que su deseo por ser el próximo líder de su partido en la entidad sigue en pie, pero resaltó que no es una ambición personal sino un deseo de servir a su partido, de coadyuvar a la reconstrucción del PRI y poder recuperar los espacios que perdieron en las elecciones del pasado 4 de julio.

 

 

 

 

 

Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas