Intentan dar golpe de Estado en Ecuador


Policías en rebelión toman el Congreso de Ecuador en medio de un clima de máxima tensión

 

El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, advirtió que no cederá, en medio de protestas de militares y policías que rechazan una ley aprobada por el Congreso que eliminó beneficios económicos a los miembros policiales y de las Fuerzas Armadas

 

Agencias

 

La ingobernabilidad opera en América Latina, ayer el presidente de Ecuador, Rafael Correa, denunció que su gobierno es víctima de un "intento de golpe de Estado" por parte de sectores opositores y de las Fuerzas Armadas cercanas al exmandatario Lucio Gutiérrez.


Policías en rebelión tomaron el Congreso de Ecuador en medio de un clima de máxima tensión.


En tanto, unos 150 miembros de la Fuerza Aérea Ecuatoriana (FAE) tomaron el aeropuerto internacional de Quito en rechazo a una ley del gobierno que eliminó beneficios a militares y policías, por lo que fueron suspendidas las operaciones aéreas, informó un vocero de la terminal.


"Alrededor de 150 efectivos de las Fuerza Aérea Ecuatoriana se han tomado la pista del aeropuerto Mariscal Sucre y también la calle de rodaje", dijo a Radio Quito el portavoz de la empresa administradora Quiport, Luis Galárraga.
El funcionario añadió que "el personal está formado" sobre ambas pistas y que "por motivos de seguridad es imposible mantener las operaciones".


"Las normas de seguridad indican que cuando hay personas o cualquier objeto extraño en la pista, las operaciones deben suspenderse inmediatamente", indicó.


Galárraga sostuvo que la protesta "tiene que ver" con el rechazo a una ley impulsada por el gobierno que derogó disposiciones que reconocían el pago de estímulos económicos por el cumplimiento de años de servicio a los miembros de la fuerza pública.


El presidente de Ecuador, Rafael Correa, advirtió que no cederá, en medio de protestas de militares y policías que rechazan una ley aprobada por el Congreso que eliminó beneficios económicos a los miembros de esa institución y las Fuerzas Armadas.


"No daré ni un paso atrás, si quieren tomarse los cuarteles, si quieren dejar a la ciudadanía indefensa y si quieren traicionar su misión de policías, traiciónenlos", exclamó Correa en un encendido discurso ante decenas de uniformados que tomaron el principal regimiento de Quito.


"Este presidente, nuestro gobierno, seguirá haciendo lo que tiene que hacer", añadió.


El mandatario, acompañado de su ministro de Interior, Gustavo Jalkh, se desplazó hacia el cuartel, donde trató de apaciguar las protestas en medio de abucheos de los manifestantes y tras lo cual se mostró aún más desafiante.


"Señores si quieren matar al presidente, aquí está, mátenlo si les da la gana, mátenlo si tienen poder, mátenlo si tienen valor en vez de estar en la muchedumbre cobardemente escondidos", dijo Correa visiblemente molesto.


"¡Si quieren destruir la patria, aquí está!, pero este presidente no dará ni un paso atrás", añadió.


Los agentes también protestan en otros cuarteles de Guayaquil y Cuenca, según reportes policiales, pero la manifestación más numerosa se registra en la capital, donde derivó en desórdenes con el estallido de bombas lacrimógenas en la instalación policial.

 

 

Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas