Somos un desastre, asegura Acosta


Aunque para la segunda mitad mejoró el carácter del equipo


Manifestó que la falta de concentración fue un factor clave para que la ofensiva universitaria en tres ocasiones perforara la portería camotera

 

Germán Reyes


El defensor uruguayo Alejandro Acosta reconoció que faltó actitud durante los primeros 45 minutos del duelo ante Tigres y calificó como “un desastre” la actuación de su equipo, aunque destacó que para la segunda mitad el conjunto demostró carácter, pero fue incapaz de sobreponerse en el marcador.


El conjunto de La Franja brindó su peor actuación como local en lo que va del Torneo de Apertura 2010, y es que, si bien no había ganado todos sus partidos como local, mantenía el invicto y ofrecía un desempeño que resultaba agradable para los fanáticos.


Sin embargo, este domingo las cosas fueron diferentes y una dosis de apatía se dejó ver en el equipo, misma que terminó por costarle el encuentro.


Así, entrevistado al término del encuentro, Acosta mencionó que la primera mitad del encuentro fue desastrosa y bastó para que el conjunto albiazul no pudiera plantar los pies sobre la cancha.


“Sabemos que se perdió un partido que no se podía perder aquí en casa. En el primer tiempo creo que fuimos un desastre, ya el segundo tiempo se cambió un poco de actitud, pero ya no se pudo meter más goles”, sentenció el zaguero central.


Además, manifestó que la falta de concentración fue un factor clave para que la ofensiva universitaria perforara su cabaña en tres ocasiones con poco tiempo de separación, y más aún, para que el mismo hombre, Itamar Batista, los vacunara con tres anotaciones.


“Creo que falta de atención y de concentración, pero hay que seguir trabajando para mejorar y tratar de corregir todo”, apuntó.


Finalmente, dejó en claro que no hay alarma en la escuadra a pesar de ligar su segunda derrota al hilo: “Todavía queda mucho torneo para darle (…). Lo que más queremos nosotros es salir adelante y no nos sirve de nada estos resultados, necesitamos anotar para ganar y seguir mejorando y meternos donde queremos, que es la Liguilla”, aseveró.


Por su parte, Yasser Corona justificó la carencia de actitud de la primera parte, aunque reconoció que hubo un cambio en el segundo tiempo, pero que no fue suficiente: “El primer tiempo después del primer gol quedamos desconcertados, nos agarraron muy abiertos y nos hace dos más. El equipo sabía que sólo con actitud podíamos dar la vuelta, se intentó y no nos alcanzó, pero tenemos que dar la vuelta a la página”.


Por último, puntualizó que es pronto para que el equipo deje ver “la mano” de José Luis Trejo, aunque dijo que trabajarán durante la semana para tratar de acoplarse a lo que pide el nuevo técnico y finalmente retomar el camino del triunfo.

 

Pereyra, con una lesión grave


El autor del único gol camotero, Gabriel Pereyra, resultó con una lesión muscular justo cuando José Luis Trejo había mandado ya su último cambio al terreno de juego, razón por la que tuvo que mantenerse en el campo.


Así, al término del encuentro manifestó que su lesión podría ser grave, aunque destacó que esto podrá determinarse hasta el martes: “Tengo un dolor muy grande, el doctor mañana me hará unos estudios, por ahí es algo, un poquito grave, pero yo igual me recupero rápido porque tengo muchas ganas de seguir jugando”.


Por su parte el médico del equipo poblano, Gerardo Toledo, señaló que es imposible determinar el tiempo que el mediocampista poblano estará fuera de acción, pues antes deben practicársele los estudios pertinentes para determinar la gravedad de la lesión.

 

Puebla se fue abucheado


Durante el medio tiempo del encuentro, la afición poblana abucheó y silbó al conjunto poblano por el pésimo resultado en el marcador, situación que desde que el equipo ascendió a la Primera División en 2007 no se daba.

 

 

 

 

Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas