Se estanca Puebla en Competitividad


Mantiene el lugar 24 en el indicador


Con su calificación actual —39 de los cien puntos evaluados—, se mantiene en un porcentaje de menos 10.5 por ciento por debajo de la calificación promedio del país


Miguel Ángel Cordero

 

La competitividad en el estado permanece estancada, pues no bastaron los dos años desde que el Instituto Mexicano de la Competitividad declaró que la entidad se encuentra en la posición 24 de este rubro, ya que en la última medición, la de 2010, Puebla permanece en dicha posición.


De acuerdo al estudio Análisis de la Competitividad 2010, la entidad ocupa el lugar 24 del Índice de Competitividad Estatal 2010, sin presentar cambios en su posición respecto al índice 2008. Con su calificación actual —39 de los cien puntos evaluados—, se mantiene en un porcentaje de menos 10.5 por ciento por debajo de la calificación promedio del país.


En la parte “Debilidades” del estudio, Puebla se encuentra debajo del promedio nacional en siete factores, de los cuales cuatro destacan por ubicarse entre los últimos lugares. Puebla es el tercer estado con menor calificación en “Aprovechamiento de la relaciones internacionales” (61 por ciento por debajo del promedio nacional), y el quinto más bajo en “Sistema político estable y funcional” (41 por ciento por debajo de la media nacional), “Sociedad incluyente preparada y sana” (22 por ciento por debajo del promedio nacional) y “Mercado de factores eficientes” (21 por ciento menor al promedio del país).


En estos subíndices Puebla presenta importantes desventajas, como: rezago en las relaciones con el exterior, al presentar bajos ingresos por turismo y un bajo nivel de importaciones provenientes de EUA, así como en llamadas de larga distancia y correspondencia enviada y recibida.


Tampoco ha presentado alternancia partidista antes de 2008 y en términos relativos una menor competencia electoral y un mayor número de impugnaciones del proceso electoral del 2005. También es alta la tasa de analfabetismo, el porcentaje de población que aún no cuenta con acceso a agua potable, elevada desigualdad de ingresos y muertes por desnutrición.


También es baja la productividad laboral agrícola y de los activos fijos, así como un rezago en el número de tractores por cada mil hectáreas. Destaca este último dato, puesto que el gobernador Mario Marín ha presumido el impulso al campo en su sexenio.

 

Los indicadores desglosados


Uno de los indicadores que mantiene a la entidad sumida en la baja competitividad es que Puebla cuenta con un Producto Interno Bruto per cápita 36 por ciento menor que el promedio nacional (gráfica 21-2). Es decir, los poblanos generan 39 mil 938 pesos menos por persona que el mexicano promedio.


De acuerdo al IMCO, esta brecha disminuyó respecto a 2006 como consecuencia de una mayor tasa de crecimiento promedio anual del PIB per cápita poblano (5 por ciento) comparada con la tasa de crecimiento promedio de las 32 entidades (2.8 por ciento), pero la tasa de crecimiento del PIB estatal en 2008 mantiene un nivel de un punto porcentual mayor al promedio nacional, quedando en una tasa de 3.1 por ciento.


En el estudio también se informa que la inversión por Persona Económicamente Activa (PEA) creció 25 por ciento de 2006 a 2008, pero a pesar de que el crecimiento fue mayor al promedio nacional (16.6 por ciento), existe una brecha negativa de mil 230 dólares poblanos en comparación con los otros estados.


Así, con 3 mil 769 dólares por persona, Puebla tiene la onceava menor inversión por este indicador en el país en “Aprovechamiento de las relaciones internacionales”.


Además de los ya destacados, Puebla presentó cambios moderados en “Manejo sustentable del medio ambiente” y “Mercado de factores eficientes”, avanzando una posición en ambos factores. Cedió dos posiciones en “Sectores precursores de clase mundial”, mientras que perdió una posición en “Sistema político estable y funcional” y “Sectores económicos en vigorosa competencia”.


En el factor “Sociedad incluyente, preparada y sana” no cambió su posición. A pesar de que Puebla no cambió de posición competitiva de 2006 a 2008, su calificación general mejoró 5 por ciento, superando al crecimiento nacional, que fue del 2 por ciento. Respecto a sí mismo, Puebla avanzó en 62 indicadores, retrocedió en 36 y permaneció constante en 22.

 

 

 

Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas