Miguel Ángel de la Rosa


En esto creo


Presidente estatal del Partido de la Revolución Democrática


Gloría Mejía

 

 

Si llegara a formar parte del gabinete de Rafael Moreno Valle, tendré que analizar esa posibilidad y lo haré con mucho profesionalismo y ética. Si no estuviera dentro del ánimo del gobernador electo, le daré todo mi afecto y mi apoyo. Será libre de tomar la decisión, sin forzarlo. Lo que sí puedo decir es que esta campaña me dejó a un buen amigo.


El papel del PRD en este gobierno será de corresponsabilidad, no pretendemos cogobernar, porque sólo gobernará Rafael Moreno Valle. Tampoco hubo un acuerdo de cuotas de poder; deseamos que lleguen los mejores hombres a su gabinete.


Rafael Moreno Valle tendrá todo nuestro apoyo si existen perredistas, o no, en su gabinete. No estamos exigiendo cartera ni mucho menos. Todo el apoyo a nuestro gobernador electo.


Si Rafael Moreno Valle no hubiera sido candidato para la gubernatura, el PRD no le hubiera entrado. Fue el requisito para formar la coalición. Yo mencioné en algunos medios de comunicación que si me imponían de México la alianza, me iba del partido. Siempre lo dije, el requisito que puse para mi permanencia y para la alianza fue que la decisión la tomáramos en Puebla, y así se hizo. Lo llevamos a la ciudad de México por las presiones de Mario Marín, pero los poblanos decidimos y me siento muy satisfecho de que haya sido así.


No sé en qué grupo me hayan etiquetado, sólo sé que soy perredista, pero estoy acostumbrado a trabajar en grupos. El PRD se forma a través de corrientes de opinión; la verdad es que no me asusta el hecho de cómo me consideren, pero si quieren etiquetarme dentro de algún grupo, que sea el perredista.


Hay plumas que fueron voceros del Gobierno estatal y ahora viene el momento del arrepentimiento y de pedir disculpas. Conmigo lo han hecho y lo valoro. Deseo que haya una imparcialidad como la que vi y le reconozco a Francia.


La prensa escrita principalmente perdió credibilidad ante la gente. Lamentablemente eso sucedió. Observa el tiraje de los diarios y ha disminuido después del 4 de julio, porque ya no los compran.


Lamento mucho que haya crítica por encargo. Eso fue algo que padecimos en esta elección y que por otro lado existe de manera muy notoria en los medios de comunicación de Puebla. Son poco creíbles y, lamentablemente, ya tienen la etiqueta de que están al servicio del mejor postor y eso es denigrante para los propios comunicólogos.


Hay gran optimismo y fe en que Rafael Moreno Valle va a lograr muchas cosas. Esta elección le devuelve a la gente la esperanza. Me entusiasmé demasiado con la respuesta que hubo. A él lo acompañé en su campaña y organizamos varios eventos importantes. Ahí pude ver a la gente con la esperanza en los rostros. Fue impactante la respuesta de los ciudadanos.


Formamos un gran equipo que trabajó como un relojito suizo el 4 de julio y todos coordinados por Fernando Manzanilla. A las tres de la tarde sabíamos que la elección estaba ganada, porque normalmente el PRI opera de ocho a doce y ni siquiera a esa hora estuvieron arriba de nosotros en las encuestas de salida. De doce a tres vota la gente que simpatiza con el PAN y ahí sacamos un buen copete.


Hubo un momento de mucho nerviosismo e incertidumbre cuando el Gabinete de Comunicación Estratégica no quiso dar a conocer el resultado que teníamos. En donde llevábamos 4.8 por ciento arriba. Ahí fue mañosamente manejado porque decían que necesitaban un margen de 5 puntos. El PRI quería ganar reflectores celebrando, pero fue el PRD el que tomó el Zócalo de la ciudad y TV Azteca dio los resultados que beneficiaban a la coalición.


Yo avisé desde el 30 de mayo que nuestro candidato había superado al del PRI. No obstante que lo dimos a conocer a los medios, no fue publicado. Lógicamente tenían compromisos económicos con el Gobierno del estado. En el pecado llevarán la penitencia. El PRD hizo una inversión que valió la pena en contratar una encuestadora en forma permanente. Me cubrieron la rueda de prensa, pero la nota al otro día no apareció.


La coalición le permitió a la dirigencia evidenciar los vínculos que tenían algunos militantes. Irma Ramos era la diputada 27, ahora está expulsada y 14 más. Lo lamento por los compañeros, porque perdió su candidato a la gubernatura, al Ayuntamiento, y ya no tienen partido, así que ahora ya podrán afiliarse de forma abierta al PRI, o continuar fingiendo.


La crítica siempre va a existir. Es parte de nuestra realidad. Así encontramos crítica para descalificarte y ser superado en un evento electoral, la interna, y la que es por encargo, que tiene como gasolina el dinero, pero también hay algunas personas que tienen la virtud de hacer una crítica que te ayuda a superarte. No me quita el sueño porque yo leo a algunos comunicólogos y veo en su pluma un mensaje por el que está cobrando.


Lo que más lamento en esta vida es que mi padre no haya visto el triunfo de Rafael Moreno Valle y a su vez el triunfo del PRD. Él le tuvo mucha fe a una coalición. Desgraciadamente se nos adelantó en septiembre del año pasado. Es la persona que más extraño, y estoy seguro de que donde quiera que se encuentre el resultado que se obtuvo lo tiene feliz.


Una tarde en 1996 entré a un chat político con Cuauhtémoc Cárdenas. Compartí puntos de vista coincidentes con gente de la izquierda y ahí decidí afiliarme en el partido y apoyar a los candidatos en ese año. Fui un militante pasivo y apoyaba al partido como patrocinador de eventos, apoyador de pago de camiones, equipos de fútbol, entre otros, pero me fui acomodando hasta llegar a ser candidato y ahora presidente estatal.


Soy un hombre afortunado en lo que se refiere a la amistad. Puedo presumir que sí los tengo, como también tengo muchos enemigos. Eso es algo que no puedes evitar. Siempre he dicho que los enemigos son los impuestos de la vida que no puedes dejar de pagar y llegan solos, algunos justificados y otros injustificados.


No tolero la traición. Esta acción es lo más despreciable del mundo. Mi nivel de tolerancia en todos los sentidos termina con la traición.


La percepción del PRD por la gente ha variado mucho a partir de la dirección de Jesús Ortega. Antes se veía como un partido violento, bélico y que no podía lograr acuerdos. El PRD se percibe como un partido moderno, incluyente, tolerante, participativo, que sabe dialogar y se pone de acuerdo pero, sobre todo, que sabe gobernar. En el caso de Puebla no había existido unidad en los últimos diez años y al menos en el último año y medio se ha dado esa unidad en todas sus expresiones. Habla de un partido muy democrático con todo y sus diferencias, que las hay.


La política y el poder son el medio para servir. La veo como el instrumento para lograr los cambios que no se han dado y que yo padecí. Yo ya exporté el producto número uno de México, que son los hijos. Mi hijo trabaja en el extranjero y la verdad lo lamento, porque se tiene que ir a estudiar a otros lados.


Soy un empresario social y el PRD no está peleado con el sector empresarial, al contrario. Lo ve como parte de la solución. Te hablo de los empresarios sociales, no te hablo de la mafia. El más alto porcentaje del sector empresarial no pertenece a la mafia. Como comunicólogo, profesionista y académico dedicado al estudio y a la docencia de las finanzas públicas, llegué a la conclusión de que para salir del problema económico que tenemos en el país se requiere un cambio del modelo económico y me involucré en la política.


Antes de entrar a la política estuve diez años en los medios de comunicación, tales como Ultra Sistema de Noticias, Radio Oro, SICOM y también en Grupo ACIR. Hice radio y televisión, pero lo suspendí a partir del cargo que tengo en la presidencia estatal del PRD. Amenazo con regresar pronto.


He sido independiente por 20 años y así me moriré en esta empresa que genera no muchos empleos, pero al menos se mantienen unas 30 familias. Mi hermano Toño se dedica a la música clásica y a la de las iglesias, pero yo no canto ni en la tina.


Me han tachado como muy responsable con mi familia. Procuro que no les falte nada y no los limito en sus potenciales. Mis tres hijos están muy agradecidos con lo que les he dado. Tengo uno trabajando en China que no frecuento con la regularidad que yo quisiera, desde hace cuatro años está fuera del país, es el mayor y se llama Miguel Ángel. Andrea está a punto de terminar su servicio social en Medicina, y un pequeño Gianluca que está en la primaria. Mi error con el pequeño es que lo estoy protegiendo demasiado, cosa que no hice con los mayores. Se apellidan De la Rosa Bandini. Mis suegros son de Chipilo, pero vivían en Puebla.


Era un niño hiperactivo. Con muchas actividades entre las que destaca el deporte. Fui niño scout porque me apasionaba el campismo. Practiqué a buen nivel el fútbol. Tanto mi infancia como la juventud fueron de competencias estatales y nacionales. Era muy normal para mí representar a mi escuela o a mi estado.


En las evaluaciones sicométricas siempre resulté bien evaluado con un alto puntaje en el coeficiente intelectual, lo que me permitió tener más tiempo para dedicarme al deporte. Te puedo decir que de cientos de aspirantes a la secundaria y a la preparatoria tuve el mejor tiempo para resolver el examen y con la más alta evaluación, lo que llenó de orgullo a mi papá (q.e.p.d.).


Crecí jugando fútbol. En la preparatoria de la UPAEP tuve como compañero en mi equipo de fútbol al “Tigre”, Humberto Aguilar Coronado. Él jugaba como extremo por la izquierda y yo por la derecha. Tiempo después, fuera del fútbol, nos cambiamos de posición. Considero que fui bueno para el fútbol porque me seleccionaban de otros colegios. Me invitaban a jugar con ellos para los torneos.


Siempre quise ser contador público. Me fui por la carrera de tradición en la familia, o eran contadores o eran abogados, y yo tengo las dos licenciaturas. Además de una maestría en Derecho Empresarial y Fiscal.


Mi padre Jorge de la Rosa fue un tenor muy reconocido. Cantaba muy bonito en los diferentes eventos religiosos que había en Puebla. Trabajó mucho en el área administrativa, como contador privado. Así que tuve el gusto y la bendición de pertenecer a una clase media estable, lo que me permitió tener amigos que sus papás ganaban menos que el mío y al contrario.


Mi madre es una persona con una enorme tolerancia. Ella fue hija de un hombre liberal, lo que permitió que en mi familia se diera una conjugación interesante. Por un lado, un padre conservador y, por el otro, la madre liberal. Yo siempre fui como ella (liberal y tolerante) y chocaba mucho con los hermanos que eran conservadores y son panistas. La otra mitad de mis hermanos son perredistas.


En el aspecto profesional manejo la auditoría privada, pues soy auditor y me dedico al cien por ciento. En lo académico destino gran parte de mi vida en la docencia, me enfoco más en la materia de Finanzas Públicas.


Mi primer empleo durante tres años fue en Comisión Federal de Electricidad. En el área administrativa. Entré haciendo mi servicio social, luego me volví becario. En ese momento me vi en la necesidad de crear mi propia empresa, y es a la fecha de la que vive tu servidor y mi familia. Dedicados única y exclusivamente a la consultoría fiscal y a la auditoría.


Me gusta mucho la jardinería, me distrae y es cuando me dedico a mí. Es como si me reseteara. También me gusta jugar golf, pero soy malísimo.


Somos corresponsables del gobierno y lógicamente deseo que nos vaya muy bien. Como partido daremos todo en lo que se refiere a propuestas. En la plataforma electoral ya está la propuesta perredista para el gobierno.


Voy a continuar en la política. Quiero entregar buenas cuentas porque mi dirigencia está por terminar, y en el único lugar seguro en el que me veo es en la dirección de mi empresa de auditoría y consultoría fiscal, pero no me cierro las puertas de algunos otros proyectos. Me veo en los medios de colaborador, como lo estoy haciendo hasta ahora.

 

Rafael Moreno Valle… gobernador
Melquiades Morales… PRI
Mario Marín… cacique
Blanca Alcalá… presidenta municipal
Eduardo Rivera… PAN
Enrique Doger Guerrero... exrector
Javier López Zavala… perdedor
Mario Montero Serrano… empresario de medios de comunicación
Andrés Manuel López Obrador… estadista
Jesús Ortega… presidente nacional del PRD
Rodolfo Huerta… traidor
Irma Ramos… esquirol
Armando Méndez… chayotero
Arturo Loyola… regidor electo
Anastasio López… Tacho

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas