Culpa Meneses a Gobierno federal de la fuga de inversión


“Peleamos hasta con las uñas para que VW se quedara en Puebla, pero pesó más Calderón”, dice el secretario


Además, negó rotundamente que la decisión de la empresa represente un fracaso para Puebla, ya que no se perderá mano de obra puesto que era una inversión que aún no se traducía en empleos


Elvia García Huerta

 

Valentín Meneses Rojas, secretario de Gobernación, culpó a la Federación de la fuga de inversión de Volkswagen en Puebla, pues argumentó que la decisión del presidente de la República, Felipe Calderón Hinojosa, pesó para que fuera Guanajuato el estado beneficiado: “Peleamos hasta con las uñas para que VW se quedará en Puebla, pero pesó más Calderón”.


Además, negó rotundamente que la decisión de la empresa represente un fracaso para Puebla ya que no se perderá mano de obra, puesto que era una inversión que aún no se traducía en empleos. 


En entrevista, el funcionario estatal indicó que Volkswagen expuso al gobernador Mario Marín Torres que la decisión de instalar la armadora en Guanajuato fue tomada desde Alemania, la cual llevó los estudios de mercado, técnicos, económicos y financieros para poder determinar qué estado sería el más adecuado según las expectativas de crecimiento de la corporación.


Meneses Rojas explicó que el gobierno de Marín Torres ofreció en tiempo y forma todos los apoyos necesarios para que la armadora pudiera tomar en cuenta a Puebla como sede de la nueva planta, específicamente el predio y mano de obra calificada que distingue a los poblanos.


Asimismo, apuntó que el gobernador electo también se sumó para que la nueva armadora se quedara en la entidad, ya que Rafael Moreno Valle presentó los proyectos para que la empresa pudiera quedarse en el estado, a través de un convenio de colaboración y apoyo a la misma.


Sin embargo, indicó que Guanajuato llevaba algunas ventajas, específicamente la cercanía que tiene con el mercado de Estados Unidos, que es el principal exportador de la producción de la Volkswagen, junto con Canadá.


Posteriormente, el funcionario estatal aseguró que la fábrica de autos instalada en la entidad mantendrá su crecimiento a mediano y largo plazo, prueba de ello es, dijo, la reciente inversión millonaria que el gobierno de la República, del estado y la propia empresa iniciaron hace unos meses con la ampliación de una nave de la armadora.


“No es fracaso, apenas inauguramos la segunda planta de VW en Puebla (…). Ellos, desde el punto de vista de sus economistas, no quieren tener todos los huevos en una sola canasta. Quieren diversificar sus inversiones y han elegido Guanajuato”. 


Al ser cuestionado en torno al predio que había sido ofrecido a la empresa para la fábrica de motores, Meneses Rojas destacó que será la Secretaría de Desarrollo Económico (Sedeco) la que decida el destino de éste, aunque refirió que podría continuar en venta “para la posible edificación de empresas generadoras de empleo para los poblanos”, concluyó.

 

 

 

Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas