Alianza opositora, en contra de nuevo endeudamiento


Exigen que el gobierno de Marín consulte a Rafael Moreno Valle sobre el tema


Viridiana Lozano Ortíz

 

Los dirigentes estatales de los partidos que integran Compromiso por Puebla se manifestaron en contra de que el gobierno de Mario Marín Torres acceda a la línea de crédito por 2 mil 500 millones de pesos a sólo cinco meses de que concluya su administración. Asimismo, solicitaron que se consulte al gobernador electo sobre el uso del empréstito, pues será durante el sexenio de Rafael Moreno Valle cuando se liquide parte de la deuda.


Los líderes estatales del PAN, PRD y Convergencia coincidieron en que la administración marinista pretende concretar el año de Hidalgo con la solicitud extra de recursos, pues señalaron que es innecesario que el actual gobierno utilice el empréstito aprobado por el Congreso desde el 2009.


Ayer, el titular de la Secretaría de Finanzas y Administración (SFA), Gerardo Pérez Salazar, informó sobre el uso de la línea de crédito con el pretexto de que el gobierno de Felipe Calderón Hinojosa no ha enviado los recursos federales de algunos fondos.


En entrevista con CAMBIO, el funcionario estatal explicó que el empréstito por 2 mil 500 millones fue contratado con Bancomer con un plazo de 25 años y a una tasa de interés de +1.4 por ciento.


Por su parte, Juan Carlos Mondragón Quintana, dirigente estatal de Acción Nacional, advirtió que la actual administración pretende realizar el pago de facturas a quienes apoyaron al Revolucionario Institucional en la elección del 4 de julio, puesto que los recursos federales que faltan por llegar a Puebla no están contemplados dentro del presupuesto del estado.


“Me parece que es una forma muy barata para justificar el uso de una línea de crédito que no se necesita. El prepuesto aprobado para el estado de Puebla es de 48 mil millones de pesos y, gracias a que se elevó el precio del petróleo y otro tipo de excedentes, el estado de Puebla tiene 50 mil millones de pesos; es decir, tuvo un excedente de 2 mil millones de pesos, los 5 mil millones que ellos dicen que faltan ni siquiera están presupuestados”.


En entrevista por separado, el líder estatal del PRD, Miguel Ángel de la Rosa Esparza, exigió que Rafael Moreno Valle sea tomado en cuenta para decidir si es necesario o no utilizar el crédito de 2 mil 500 millones, pues el dirigente teme que el uso del dinero tenga como único objetivo afectar las finanzas del gobierno entrante.


“Para pedir la línea de crédito se requiere la opinión de la administración que sigue, para que no exista este temor debe haber comunicación con el gobierno entrante para que conozca el monto total de los recursos que se deben hasta el momento y en qué condiciones se usará la línea de crédito”.


Por su parte, José Juan Espinosa Torres exigió al gobierno de Mario Marín que transparente el ejercicio de recursos en las dependencias del estado, pues advirtió que muchas de las áreas de gobierno no han podido ejercer el cien por ciento de los recursos etiquetados por falta de organización.


El líder estatal de Convergencia señaló que el actuar del gobierno estatal, en cuanto al ejercicio de recursos, obedece a los resultados de la elección del 4 de julio, pues su único objetivo es desestabilizar la administración entrante.

 

Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas