Critica Canadevi que RMV dé a conocer lugar de la nueva reserva


Dice que eso podría generar la especulación de precios de los terrenos de la zona de Valsequillo


Osvaldo Macuil Rojas


Es un error que se dé a conocer el lugar donde el gobierno del estado construirá la nueva reserva territorial, pues esto podría generar que se especule con el precio de los terrenos, consideró el presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Promoción y Desarrollo de la Vivienda (Canadevi), Alejandro Vargas Barroso.


Luego de que se diera a conocer que la administración morenovallista tiene proyectado construir la nueva reserva territorial en la zona de Valsequillo, el presidente del organismo empresarial dijo que “lo que queremos evitar es que se diga dónde (va a quedar) porque nuestro peor enemigo es la especulación. En este momento no nos hemos sentado a definir ninguna poligonal. Es lo que queremos tener en reserva, porque lo que vale un peso después puede costar tres”, detalló el empresario.


“Se ha especulado con Valsequillo pero hay más zonas que harían viable la vivienda, que serían áreas cercanas a las fuentes de trabajo”, dijo tras referir que las características acuíferas de la zona son una de las ventajas para la construcción de una reserva territorial; sin embargo, se debe contar con proyectos para convertirla en agua potable.


En entrevista para CAMBIO, detalló que se requiere un macroproyecto que incluya soluciones de infraestructura para brindar agua, drenaje, la descarga de aguas residuales y energía eléctrica: “Podemos tener mucho interés en un área, pero si el estudio concluye que es muy caro o inviable, tenemos que descartarla y pasar a otra”, enfatizó el presidente de la Canadevi.


Explicó que en una nueva reserva territorial se requieren destinar por lo menos diez hectáreas de tierra a la vivienda, en donde se pueden construir alrededor de 10 mil nuevas casas. “Preferimos que sea el mejor lugar, el que tenga las mejores ventajas de servicios de comunicaciones y que pueda resolver en el mediano plazo la necesidad de tierra para vivienda”.


Precisó que anualmente en el estado se tiene un déficit de 250 hectáreas para construcción de vivienda, cifra que representa la edificación de 20 mil a 25 mil hogares.


Tomando en cuenta los hechos que se han presentado recientemente en la Reserva Territorial Atlixcáyotl sobre las donaciones onerosas, es necesario que el gobierno del estado analice correctamente a quién se donarán los predios en la nueva reserva.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas