Entre pleitos y broncas, transcurren las elecciones


Los incidentes en las juntas auxiliares obligaron a suspender los comicios en tres demarcaciones


Luz Elena Sánchez


En medio de un caos total y de diversos enfrentamientos transcurrieron las elecciones en las 17 juntas auxiliares, dejando como saldo la cancelación de los comicios en tres comunidades. El resultado final, de acuerdo a fuentes consultadas por CAMBIO, fue de nueve ganadas por Acción Nacional, cuatro por el PRI y en el aire queda San Jerónimo Caleras, donde el resultado es muy cerrado.


Tras haberse cancelado la elección en las juntas auxiliares de La Resurrección, San Miguel Canoa e Ignacio Romero Vargas debido a los reclamos ciudadanos por los problemas con el listado nominal -lo que propició que en ésta se quemaran las urnas y las boletas electorales-, el PRI resultó ganador de las demarcaciones de Santa María Guadalupe Tecola, San Andrés Azumiatla, San Pablo Xochimehuacán y San Francisco Totimehuacán.


Por su parte, el PAN ganó en las comunidades de Santo Tomás Chautla, Santa María Xonacatepec, San Sebastián de Aparicio, San Pedro Zacachimalpa, San Miguel Canoa, San Felipe Hueyotlipan, San Baltazar Tetela, La Resurrección, La Libertad, Ignacio Zaragoza, Ignacio Romero Vargas y San Baltazar Campeche.


A pesar del desorden y el caos que se suscitaron en las diferentes zonas de la ciudad -lo que generó que la fuerza pública interviniera en algunas de ellas, como San Baltazar Campeche, San Aparicio e Ignacio Zaragoza-, el secretario de Gobernación, Pablo Montiel Solana, minimizó los hechos y mencionó que no hubo altos niveles de violencia.


Por su parte, el dirigente estatal del PRI, Juan Carlos Lastiri, responsabilizó a Eduardo Rivera, presidente municipal de Puebla, y a Pablo Montiel, secretario General del Ayuntamiento, del fracaso de las elecciones en las juntas auxiliares, pues comentó que la suspensión en tres demarcaciones fue algo histórico en la vida política de la capital. Asimismo, aseveró que funcionarios municipales metieron las manos en el proceso electoral.


En respuesta a los señalamientos el regidor del PAN e integrante de la Comisión de Gobernación Municipal, Jaime Zurita García, denunció que exfuncionarios priistas operaron en la celebración de las elecciones, lo que ocasionó la cancelación de las elecciones en las demarcaciones mencionadas, motivo por el cual aseguró que se emprenderán acciones legales.


Quema de urnas y broncas


Las elecciones de presidentes de juntas auxiliares efectuadas en el municipio poblano se le salieron de las manos al gobierno municipal encabezado por el alcalde Eduardo Rivera Pérez, pues en diversas zonas de la ciudad se suscitaron fricciones entre simpatizantes de las planillas contendientes, dando por resultado agresiones verbales, empujones y hasta la quema de material electoral, lo que provocó la presencia de la fuerza pública y la cancelación de las elecciones en tres demarcaciones.


Otro de los focos rojos durante los comicios se dio en la junta auxiliar de San Baltazar Campeche, donde cinco de siete planillas contendientes exigieron la cancelación de los sufragios, pues denunciaron que el listado nominal estaba incompleto.


Los aspirantes Víctor Carreto Chalini, Leticia Briones, José Luis Nieto Mesa, Sergio Corona y Raymundo Maldonado aseguraron que desde el inicio de los comicios se registraron irregularidades, pues indicaron que a pesar de que el arranque de las elecciones estaba programado para las 8 horas, en esta demarcación iniciaron hasta las 10, y acusaron que los candidatos apoyados por el PRI y por el PAN obstaculizaron el voto que no los favorecía en las 28 mesas de votación.


Las irregularidades provocaron que los ánimos se encendieran y para tranquilizar la situación arribaron alrededor de 50 policías municipales y elementos de la Policía Metropolitana, quienes durante toda la tarde resguardaron la zona para evitar la suspensión de los comicios.


En esta zona se notó la presencia de exfuncionarios municipales de la administración de Blanca Alcalá Ruiz, como Juan de Dios Bravo y Blas Villegas Lara.


En otro punto de la ciudad, en Ignacio Zaragoza, hubo enfrentamientos y golpes y la amenaza de que también se cancelarían las elecciones, pues los ciudadanos e integrantes de algunas planillas mostraron su inconformidad ante las anomalías realizadas por Alejandro Lázaro Martínez, candidato apoyado por Acción Nacional, quien utilizó el clásico carrusel para meter votos a su favor en las urnas. Del mismo modo, lo acusaron de entregar despensas a lo largo de la jornada a cambio de votos que lo favorecieran.


Otras de las inconformidades estuvieron relacionadas con el listado nominal, pues además de no tener fotografías, había vecinos que no pudieron votar porque sus nombres no aparecieron puntualmente.


En la junta auxiliar de San Sebastián Aparicio también hubo tensión, ya que uno de los aspirantes fue detenido durante las primeras horas de las votaciones por supuestamente realizar proselitismo, aunque más tarde fue liberado, pues se comprobó que las acusaciones lanzadas por una planilla opositora eran falsas.


Al finalizar los comicios y ante las inconformidades por los resultados, se requirió de la presencia de granaderos, pues había peligro de conflictos entre los habitantes tras la destrucción de parte de la paquetería electoral, acto que no afectó el estado de las boletas.


Cabe mencionar que en San Pablo Xochimehuacán hubo algunos jaloneos y en San Francisco Totimehuacán se dieron algunos conflictos, por lo que se declaró el cierre de urnas por un tiempo no mayor a 20 minutos.


Exfuncionarios serán denunciados


Los exfuncionarios municipales Juan de Dios Bravo Jiménez y Filiberto Salas Arce, quienes en la administración de Blanca Alcalá Ruiz fungieron como secretario de Gobernación Municipal y director de Vía Pública Municipal, respectivamente, serán denunciados por el gobierno capitalino por haber ocasionado la cancelación de las elecciones en las juntas auxiliares de Canoa, Romero Vargas y La Resurrección, informó el regidor del PAN e integrante de la Comisión de Gobernación Municipal, Jaime Zurita García.


En este contexto, abundó: “Sabotearon en tres juntas auxiliares el proceso normal. En Romero Vargas hubo intervención de las planillas, en La Resurrección y en Canoa (…) tenemos evidencias de que se dedicaron, como se anunció en la manifestación del miércoles, a tratar de desvirtuar el proceso que realmente ha salido bien a pesar de ellos”.


Por último, aseguró que los señalamientos del dirigente del PRI, Juan Carlos Lastiri, antes de que se cerraran las votaciones, demuestran que este instituto político planeó todas las irregularidades: “Que salga antes de que se cierre el proceso electoral y empiece a desacreditar esto denota que estuvo orquestado”.


A pesar de las acusaciones, Montiel Solana dijo desconocer los hechos y pidió que las denuncias se formalicen: “No tengo elementos jurídicos para poder interponer un recurso en este momento, probablemente el día de mañana, si es que algunas planillas aportan esos elementos, nosotros estaremos dispuestos a actuar en el momento que sea necesario”.


Minimiza Montiel los desmanes y enfrentamientos


Ante los conflictos en Ignacio Zaragoza, la quema de urnas en Romero Vargas, los conflictos en San Aparicio y la cancelación de los comicios en tres comunidades, aunado a la presencia de elementos de Seguridad Pública, Montiel Solana, en rueda de prensa, reconoció que no hubo calma al cien por ciento, pero aseguró que no existieron niveles de violencia.


En este contexto, detalló: “Yo no diría que se llevaron en calma, hubo ciertamente algunas alertas que nos obligaron a hacer un despliegue de la fuerza pública; sin embargo, sí podemos decir que no hubo niveles de violencia, que todo fue en el sentido preventivo de la disposición de la fuerza pública y que no hay reportes de violencia hasta el momento”.


En cuanto a las juntas auxiliares en donde se cancelaron las elecciones manifestó que de manera inmediata iniciará el diálogo con las planillas para establecer cuándo se llevarán a cabo. Aseveró que las nuevas elecciones tendrán que realizarse antes del 15 de mayo: “La decisión de suspender temporalmente los comicios fue tomada de manera conjunta por la Secretaría de Gobernación, la comisión organizadora de las elecciones y las propias planillas involucradas en la renovación de autoridades de estas juntas auxiliares, para garantizar la legalidad y transparencia de las mismas”.


Por último, aseguró que los problemas en el padrón electoral no son competencia de la administración municipal, y negó que el gobierno de Rivera Pérez haya mostrado incapacidad para organizar los comicios: “El tema del padrón a utilizar en este proceso fue un elemento, un factor que complicó la operación del proceso; es un factor que no podemos considerar error, dado que es ajeno cien por ciento a la administración municipal”.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas