Policías matan a dos secuestradores


Se vivió el día más sangriento en lo que va del sexenio


La madrugada de este miércoles se hallaron tres cuerpos en el kilómetro 226 más 500 de la autopista Puebla-Veracruz, en los límites de ambas entidades


Germán Reyes


En lo que va del sexenio morenovallista, Puebla vivió el día más sangriento, luego de que seis personas fueron asesinadas en hechos en los que presuntamente están involucrados miembros de la delincuencia organizada. En la autopista Puebla-Veracruz se detectaron tres encobijados, en la zona centro un ejecutado, mientras que en la Sierra Nororiental fueron abatidos dos supuestos secuestradores.


Los hechos concuerdan casualmente luego de la aparición de tres narcomantas que se hallaron en el periférico y de que el secretario de Seguridad Pública, Ardelio Vargas Fosado, asegurara que el crimen organizado no opera en Puebla.


La madrugada de este miércoles se hallaron tres cuerpos en el kilómetro 226 más 500 de la autopista Puebla-Veracruz, en los límites de ambas entidades. Los cadáveres estaban encobijados, amarrados con cinta gris y presentaban el tiro de gracia, fueron encontrados luego de que vecinos de la zona dieran aviso a las autoridades.


Además se informó que al menos uno de ellos se encontraba en estado de descomposición, sin embargo los tres cuerpos quedaron en calidad de desconocidos.


En la capital del estado un hombre más fue hallado sin vida tras recibir un impacto de bala en el abdomen y presuntamente el asesinato se debió a un ajuste de cuentas.


El difunto fue identificado como Julio César Pimentel, de 38 años de edad, quien de acuerdo a trascendidos era dueño del centro nocturno Lipstick, aunque por el momento tal versión no ha sido confirmada por las autoridades.


La ejecución tuvo lugar alrededor de las 3:30 horas en las calles Paz Montaño e Isidros Burgos, lugar al que arribaron elementos de la unidad de emergencias 066 y de la Policía Municipal, quienes únicamente confirmaron el deceso del hombre, así como el Ministerio Público de Homicidios, quien realizó las diligencias correspondientes y autorizó el levantamiento de cadáver.


Personas que supuestamente se encontraban en el lugar de los hechos, señalaron a las autoridades que los agresores se dieron a la fuga a bordo de una camioneta marca Voyager color dorado, cuyas placas no fueron identificadas.


Por último en el barrio de Xoloateno, perteneciente al municipio de Teziutlán, la Dirección General de Atención a Delitos de Alto Impacto (DGADAI) se enfrentó a tiros con los secuestradores de una pareja de jóvenes, situación que dio como resultado dos personas muertas, una lesionada y una detenida.


El suceso se registró cerca de las instalaciones de la empresa Bimbo, en donde uniformados se enfrentaron con dos sujetos que viajaban a bordo de una camioneta Nissan X-trail, mismos que fueron abatidos por las autoridades, uno de ellos dentro de la unidad y el otro sobre el pavimento.


Tras el enfrentamiento se logró la liberación de dos jóvenes, hecho que arrojó también la captura de una mujer integrante de la banda de secuestradores.


Cabe señalar que los secuestrados, así como los elementos policiacos que participaron en el operativo resultaron ilesos.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas