La autocensura terminará con la anarquía: Aréchiga


Pretexta que la ley vigente es insuficiente para normar los debates


Dice el presidente de la Gran Comisión que actualmente los diputados caen en el exceso y en el abuso en sus intervenciones en tribuna, por lo que la nueva Ley Orgánica dará orden a las sesiones


Viridiana Lozano Ortíz


Guillermo Aréchiga Santamaría, presidente de la Gran Comisión, defendió la autocensura que plantea la iniciativa de Ley Orgánica del Congreso, al señalar que es necesario terminar con la “anarquía” legislativa y fijar tiempos de participación de los diputados en tribuna, pues actualmente “se cae en el exceso y el abuso”.


Ayer, esta casa editorial informó que la ley creada por los diputados Juan Carlos Espina del PAN y Lauro Sánchez del PRI, además de reducir el fuero de los legisladores, restringe la participación y tiempo de debate de las iniciativas, señala que el voto de los coordinadores de los grupos parlamentarios en la Junta de Gobierno valdrá por el número de diputados que representen, y crea un régimen de sanciones a los legisladores que irán desde amonestaciones, descuentos en su dieta hasta removerlos de las Comisiones o Comités que integren.


Al respecto, Guillermo Aréchiga declaró que las reglas que están establecidas tanto en la Ley Orgánica como en el Reglamento Interior de los diputados no son suficientes para normar el comportamiento de los diputados por lo que es necesario establecer un límite de tiempo, como opera a nivel federal.


Rechazó que el objetivo sea la autocensura sino sólo optimizar el tiempo de las sesiones: “El debate debe realizarse, lo que menos podemos prohibir a un diputado es que hable. No lo hago ahora ni lo hago después, ni por la vía del reglamento, hay que respetar escrupulosamente la libertad de expresión de los diputados. Tenemos que ordenarlo, eso sí, a veces caemos en una anarquía que nada tiene que ver con la libertad de expresión, hay quienes han pasado a la tribuna y duran 45 minutos, esto no es posible, por respeto a la libertad de todos los demás”.


Además, señaló que es necesario establecer la iniciativa preferente para las fracciones parlamentarias, no obstante, la propuesta sólo contempla que el Ejecutivo pueda acceder a esta figura.


“La iniciativa preferente puede plantearse para el Ejecutivo pero también para las distintas fuerzas políticas, también hay que tener presente que el carácter de preferente no significa que se vaya a votar en positivo, sólo que se analice y no se vaya a la congeladora”.


Con esta modificación, el gobernador tendría derecho a enviar una iniciativa bajo el esquema de “preferente” por periodo ordinario, con esto los legisladores estarían obligados dictaminarla antes de que concluya el periodo en el que fue enviada. Las modificaciones a la Constitución, reformas electorales, o al presupuesto, no pueden ser contempladas como “iniciativas preferentes”.


CAMBIO solicitó una entrevista con el líder del Congreso a través de la Dirección de Comunicación Social, sin embargo no obtuvo respuesta, por lo que retomamos las declaraciones que otorgó a un medio digital.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas