Promete Lalo Rivera sancionar a Citélum


En caso de no cumplir con el contrato será dada de baja


El secretario de Medio Ambiente y Servicios Públicos del municipio, Alejandro Fabre Bandini, reconoció que no hay ningún candado para que la empresa francesa contrate a Traffic Light


Luz Elena Sánchez


El alcalde de Puebla, Eduardo Rivera Pérez, aseguró que el contrato que se le otorgó a Citélum por más de 152 millones de pesos para hacerse cargo del servicio de alumbrado en la capital no es un cheque en blanco, pues si la empresa no cumple con el contrato, será sancionada.


Por su parte el secretario de Medio Ambiente y Servicios Públicos del municipio, Alejandro Fabre Bandini, reconoció que no hay ningún candado para que Citélum contrate a Traffic Light -a pesar de que ya se le ha descalificado a la filial por su mal servicio- pues aseguro que esto no fue necesario debido a que el contrato no se signó para cuestiones de obra pública, que es el enfoque de la segunda empresa.


Además indicó que las críticas que ha hecho el diputado priista Enrique Doger Guerrero sobre la recontratación de la empresa francesa son políticas.


Rivera Pérez presumió que con el contrato millonario se logrará que por primera vez el municipio esté alumbrado al cien por ciento, es decir, se atenderán a las juntas auxiliares también: “Habrá criterios de exigencia, además criterios de excelencia, pues en menos de dos días tendrá que ser la respuesta en el centro y en la propia periferia en cuatro días máximo se hará una inversión importante en el cambio de luminarias, se tendrá un ahorro económico también en el gasto de luz que realiza el municipio; y yo estoy convencido de que tendremos un servicio de alumbrado indudablemente como nunca hemos tenido en el municipio de Puebla”.


No obstante advirtió que en caso de detectar irregularidades la empresa será sancionada conforme lo establece el contrato: “Es muy claro, el contrato de servicio que se realizó con esta empresa tampoco significa un cheque en blanco, tendrá que cumplir lo que está establecido en el contrato y por supuesto si lo incumple por supuesto será sancionada”.


En este sentido, sobre la propuesta que harán en el Cabildo poblano los regidores del PRI donde pedirán evaluaciones constantes del desempeño de la filial francesa, manifestó que los concejales deben esperar los primeros reportes de desempeño de Citélum: “Me parece que ven moros con tranchetes, primero que vean cómo funcionan y después de alguna manera que presenten las evaluaciones necesarias; yo no tengo ningún inconveniente en que se evalúe el trabajo de todos y cada uno de los servicios que realiza la administración”.


Traffic Light podría regresar


Alejandro Fabre Bandini, secretario de Medio Ambiente y Servicios Públicos municipal, reconoció que en caso de que Citélum así lo decida, la empresa Traffic Light nuevamente podría realizar trabajos en la capital pues no hay ninguna restricción al respecto.


Lo anterior pese a que en funcionario municipal ha criticado el papel que la pequeña empresa adherida a la filial francesa realizó durante el contrato signado en la administración pasada que estuvo a cargo de Blanca Alcalá Ruiz, pues lo ha calificado como deficiente y caro.


Fabre Bandini mencionó que Traffic Light es una empresa pequeña, independiente de Citélum, que ha sido contratada por la filial francesa, situación que reconoció no se prohibió en el contrato hecho con la Comuna pues confió que por el perfil que cubre esta empresa no sea requerida : “Nosotros no generamos restricciones en ese sentido por que lo que nosotros no contratamos fue obra pública, cuando se hacen contratos de obra pública si se puede limitar si se puede subcontratar o no, no es el caso ellos nos han mostrado capacidad suficiente para la operación (…) lo que vamos a calificar son los parámetros de contratación”.


Por otra parte aseguró que las críticas del contrato firmado con Citélum que ha hecho el diputado local y exalcalde, Enrique Doger Guerrero, son meramente políticas y aseguró que la falta de información sobre del proceso, que significó una queja constante de los regidores priistas se debe a que hay información que las mismas empresas reservan, pero insistió que la licitación fue transparente: “El doctor Doger tomó una decisión que va en un sentido diferente (…) dice que por malos resultados, que explique por qué tuvo que pagar indemnizaciones millonarias si el incumplimiento lo tuvo la empresa, se ha hecho un mito por el tema político, a nosotros no nos interesa ya esa parte, nos interesa el servicio a la ciudad”.


Del mismo modo reconoció que en la empresa que tiene su matriz en la ciudad de México trabaja un sobrino suyo, no obstante aseguró que el parentesco no intervino en el proceso de licitación, pues en primer lugar se enteró por los medios de comunicación y en segundo este funge como ingeniero y no como ejecutivo: “Tengo un sobrino que me entere primero con los medios (…) tengo un sobrino, es hijo de una prima que tiene cuatro años trabajando en la empresa, el es ingeniero y tiene un puesto que nada tiene que ver con cuestiones ejecutivas, no es accionista de la empresa, no es ninguna condicionante que tiene que ver con la Ley”.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas