Puebla reprueba en Índice de Desarrollo Democrático


De acuerdo con los resultados del estudio IDD-Mex realizado por Coparmex y la Fundación Konrad Adenauer Stiftung


El gobierno de Mario Marín Torres dejó la entidad con pésimas calificaciones. La más baja fue en el ámbito de generación de políticas que aseguren eficiencia económica, al situarse en la última posición a nivel nacional con una calificación de -2.013


Elvia García Huerta


Mario Marín Torres heredó una calificación reprobatoria de parte del estudio del Índice Desarrollo Democrático de México (IDD-Mex), elaborado por la Coparmex y la Fundación Konrad Adenauer Stiftung. De acuerdo con el documento, el ranking de libertades civiles-gobierno ubican a la entidad en la posición 25 a nivel nacional con graves altos en materia de pobreza, analfabetismo, PIB per cápita y desigualdad en ingresos.


En el ranking nacional Puebla obtuvo una calificación de 4.536 puntos de 10 posibles, en la medición general de aspectos como democracia de los ciudadanos, democracia de las instituciones y ejercicio de poder efectivo para gobernar.


En la variable en la que la entidad obtuvo la calificación más baja fue en el ámbito de generación de políticas que aseguren eficiencia económica, al situarse en la última posición a nivel nacional con una calificación de -2.013.


Este indicador mide la satisfacción de las expectativas en cuanto al ejercicio del gobierno. Es por ello que en el indicador PIB per cápita, Puebla está en la sexta posición y en el último lugar con cero puntos en competitividad entre estados.


En tanto a los indicadores de derechos politicos y libertades civiles-democracia, Puebla salió mejor calificado ubicándose en el lugar 18 del país con 5.238, por debajo de Campeche que obtuvo el primer lugar y por arriba de Sonora, que en la mayoría de los índices quedó en los últimos lugares.


El estado está en la posición siete en lo que respecta a derechos y limitaciones por inseguridad y en penúltimo lugar en libertades civiles.


Para la calidad institucional y eficiencia política, Puebla está en la posición siete con 5.932, y en el lugar 17 en el subíndice de libertad de prensa. Además de obtener el número nueve en desestabilización de la democracia.


En cuanto a la generación de políticas que aseguren bienestar, la entidad está colocada en la posición 30 con -0.985, en el 19 en la línea de pobreza, pues el 50 por ciento de la población de Puebla presenta marginación.


Entre las variables medidas están el desarrollo democrático a nivel de los derechos y libertades de los que gozan los ciudadanos; el de las instituciones y del sistema político en cada entidad, además de los resultados de la gestión democrática a nivel social y económica.


El diagnóstico presentado por el Índice de Desarrollo Democrático de México (IDD-Mex), indica que el gobierno estatal de la pasada administración no ha cumplido con las expectativas ciudadanas en puntos que son sensibles para garantizar condiciones de vida digna a la población, como son la distribución de los ingresos, la inversión y la competitividad.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas