Mantienen cerrada facultad de Filosofías y Letras


Estudiantes aún no deciden cuándo tendrán clases otra vez


Durante la asamblea estudiantil los universitarios no se pusieron de acuerdo para abrir las instalaciones: mientras unos querían clases, otros preferían seguir con las protestas


Daniel Hernández Cruz / Osvaldo Macuil


La toma de las instalaciones de la Facultad de Filosofía y Letras (FFyL) de la Universidad Autónoma de Puebla (UAP) terminó anoche, luego de que los estudiantes inconformes y representantes de la institución llegarán a un acuerdo sobre las peticiones de los estudiantes.


Tras una asamblea entres los representantes de la Liga Estudiantil Democrática (LED) y el Movimiento Independiente Revolucionario Estudiantil (MIRE) con autoridades de la UAP, se llegó al acuerdo de liberar las instalaciones de la FFyL a cambio de respetar la integridad de los estudiantes que participaron en este movimiento.


Así como el apoyo de la UAP al descuento a la tarifa del transporte público del 50 por ciento a los estudiantes.


Antes de reanudar las clases a las 7:30, una comisión de alumnos y representantes de la universidad, recorrerán las instalaciones de la FFyL para comprobar que los manifestantes no hicieron desmanes en las instalaciones.


Por la mañana de ayer los estudiantes de la UAP mantuvieron cerrada la facultad de Filosofía y Letras en protesta por el incremento al pasaje y la agresión que sufrieron durante la toma de esas instalaciones y de Ciudad Universitaria.


En una asamblea en la entrada de la facultad se reunió un centenar de jóvenes para decidir las acciones que tomarían como movimiento y en la que, a pesar de que había alumnos que querían que se retomaran las clases, la facultad se mantenía cerrada por el grupo de inconformes.


La discusión de los estudiantes duró más de dos horas: unos exigían que de inmediato se abrieran las instalaciones y que los quejosos llevaran sus propuestas ante las autoridades correspondientes, dejando de afectar la vida estudiantil.


Por su parte, los integrantes del grupo que mantiene cerrada la facultad de Filosofía y Letras manifestaron que la idea original era cerrar la escuela sólo por un día, pero que luego de las agresiones contra estudiantes las mantendrán cerradas hasta que se esclarezcan los hechos.


Algunos estudiantes pidieron un paro activo en el que sólo se dejara entrar a los profesores y que al personal administrativo y al director se les negara el acceso; la propuesta generó aplausos, pero no prosperó.


Por la tarde, a la redacción de medios de comunicación llegó un correo electrónico en el que acusan que el movimiento estudiantil se encuentra infiltrado por grupos de extrema izquierda y con simpatía por movimientos guerrilleros: “Sólo basta indagar un poco y nos daremos cuenta de que ya se está dando la llegada de individuos vinculados con los movimientos guerrilleros. Tan es así que la Liga Estudiantil Democrática ha establecido vínculos con el Frente Nacional de Lucha Social, que a su vez tiene nexos con el Ejército Popular Revolucionario”.


Acusan a estos grupos de intentar desestabilizar a la entidad: “Las acciones registradas en los últimos días en las calles de la ciudad seguramente tratan de ser aprovechadas por estos grupos de extrema izquierda para generar un ambiente de intimidación, de violencia y desequilibrio entre la sociedad”.


Los estudiantes anunciaron una nueva marcha para el próximo miércoles con el fin de protestar por el aumento de un peso en el transporte público y exigir un 50 por ciento de descuento para estudiantes.


Por su parte, el rector de la Universidad, Enrique Agüera Ibáñez, dio a conocer que se ampliará el Servicio de Transporte Universitario.

 

Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas