Segob amenaza a policías estatales


Con correrlos en caso de que realicen otro paro de labores


Saúl Ramos Meneses, vocero de los uniformados estatales, explicó que los 200 elementos que participaron en los movimientos en diferentes puntos de la ciudad desistieron debido a que de no hacerlo perderían su empleo


Elvia García Huerta


Los policías estatales que participaron en las diversas manifestaciones el pasado jueves en la entidad fueron amenazados por la Secretaría de Gobernación en el sentido de que si no cancelan el paro laboral serán despedidos, reveló Saúl Ramos Meneses, vocero de los uniformados estatales.


En entrevista, Ramos Meneses detalló que los más de 200 policías estatales que participaron en manifestaciones para exigir al gobierno marinista el pago de la segunda parte de su aguinaldo fueron advertidos por la Segob para que desistieran del paro de labores el pasado viernes, a cambio de no perder su trabajo, ya que las autoridades estatales les aseveraron que ya tenían 200 actas levantadas por abandono de servicio.


El pasado viernes Valentín Meneses Rojas, titular de la Secretaría de Gobernación, el subsecretario Joé Hernández Corona y representantes del grupo de policías estatales inconformes firmaron un acuerdo para que a partir del 11 de enero los más de 9 mil policías estatales reciban el faltante de los 5 mil 800 pesos correspondientes al aguinaldo, a cambio de que la administración de Mario Marín Torres no aplique ninguna acción de carácter administrativo, laboral, penal o civil en contra de los uniformados por las diversas manifestaciones que realizaron, de tal forma los agraviados regresaron de manera inmediata al desempeño de sus actividades.


Ramos Meneses explicó que él y los 200 elementos que participaron en los movimientos en diferentes puntos de la ciudad decidieron retraerse, debido a que de no hacerlo perderían su empleo, de tal forma que optaron por esperar el pago hasta el 11 de enero como se anunció inicialmente y así conservar su trabajo, aunque recordaron que el dinero lo exigirán para así poder celebrar el día de los Reyes Magos.


“Nos dijeron que tenemos 200 actas levantadas por abandono de servicio y decidimos conservar nuestro trabajo, si no 200 cabezas iban a salir volando”, apuntó, el representante de los policías estatales.


Por su parte, Valentín Meneses Rojas, titular de la Secretaría de Gobernación, reiteró que la administración de Mario Marín Torres en todo momento privilegió el diálogo para encontrar una solución a las demandas de este sector, en donde no hubo necesidad de hacer uso de la fuerza pública.


Del mismo modo indicó que la instrucción del Ejecutivo estatal fue no actuar en contra de los elementos policíacos que originaron el paro, “pues aseveró que son momentos de estar unidos, cancelar odios y rencores y tener un cierre en calma de esta administración”.


Detalló que dentro de la negociaciones hubo una oferta de “borrón y cuenta nueva”, en la cual la Segob no actuará en contra de los más de 200 policías. Por tal razón se llegó al cuerdo de que no habría ningún paro de labores por parte de los uniformados, de vialidad, bomberos y de los custodios de Ceresos.


Finalmente, el titular de la Segob informó que al interior del estado las condiciones son las mismas, ya que según reportes de los delegados de la dependencia en municipios como San Martín, Izúcar, Libres y Atlixco los elementos policíacos han llegado a acuerdos con los ediles para que también se les pague el próximo 11 de enero lo que resta del aguinaldo y la primera quincena de febrero.


Cabe recordar que el pasado jueves alrededor de 200 policías estatales realizaron diversos movimientos en la ciudad con la finalidad de que la administración marinista les liquidara su pago; sin embargo, el gobierno minimizó las amenazas y continúo con la postura de solventar el aguinaldo hasta el 11 de enero.


En un acto desesperado, los uniformados acudieron a las instalaciones de la Secretaría de Finanzas para recibir de boca del titular de la dependencia, Gerardo Pérez Salazar, una explicación del retraso del aguinaldo.


Horas más tarde, los elementos de seguridad tomaron las cuatro casetas de la vía Atlixcáyotl y la autopista México-Puebla, solicitando el apoyo de la sociedad a su causa.


Posteriormente, los uniformados se trasladaron a Casa Aguayo para continuar con la manifestación, en donde, después de una larga espera, fueron recibidos por Meneses Rojas, en la cual pactaron parar con el movimiento y aceptar que el pago sería hasta el 11 de enero, como lo había anunciado la Segob en días anteriores.

 

Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas