RMV ordena recorte a la burocracia del SNTE


De 700 comisionados sindicales quedarán sólo 200, tras firmar un acuerdo con las dirigencias


Elvia García Huerta


El gobernador del estado, Rafael Moreno Valle Rosas, limitará las canonjías de las que gozaba el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) en Puebla, y en primer término ayer fijó un límite de maestros comisionados a labores del gremio, pasando de 700 que hay en la actualidad, a 200.


El mandatario señaló que “no se puede seguir con este esquema de cobertura educativa sino apostarle a la calidad en la materia, por ende el resto de los docentes que estaban comisionados tendrán tareas sustantivas en el seguimiento de los programas, cuyo ejercicio en Puebla tiene que replicarse en otros estados”.


Moreno Valle anunció que por primera vez se suscribirá este acuerdo con el magisterio poblano para que por cada sección se tenga un máximo de cien comisionados, pues en junio los estados tienen que informar la cantidad de docentes que se desempeñan bajo este esquema.


De acuerdo con el Reporte del Personal Comisionado de la SEP, correspondiente al tercer trimestre del 2010, la Sección 23 del SNTE -cuyo secretario general es Eric Lara Martínez- registró a 453 docentes comisionados con 811 plazas en total; en tanto que la Sección 51 -liderada por Cirilo Salas Hernández- registró 189 docentes con 404 plazas; por su parte, el SETEP reportó 42 docentes con 159 plazas, y el SETEPID ingresó al sistema 35 docentes con 91 plazas en total.


La Secretaría de Educación Pública (SEP) destinaba alrededor de 34 millones 797 mil 784 pesos -provenientes del Fondo de Aportaciones a la Educación Básica y Normal- para el pago de los 479 profesores comisionados a alguna organización sindical de la entidad.


Es decir, el gasto anual que representan estos profesores que no están al frente de un salón de clases asciende a cerca de 139 millones 200 mil pesos provenientes del erario, de acuerdo con el reporte “Personal registrado en la nómina federalizada”, publicado por la SEP federal en su página de internet.


Por otra parte, Moreno Valle Rosas señaló que algunos de los ediles electos no saben leer ni escribir y firman documentos estampando su huella dactilar, por lo que es un reto capacitar a los primeros regidores. Además, apuntó que cada tres años se reinventan los 217 ayuntamientos, sin que el servicio público de los municipios se profesionalice.


El mandatario estatal aprovechó su intervención para criticar una vez más a su antecesor, pues ante académicos e investigadores del Colmex, Coneval y funcionarios de Chiapas, Sonora, Tamaulipas, Morelos, Jalisco y Quintana Roo, evidenció que el gobierno de Marín Torres dejó sin funcionar los hospitales de Tetela de Ocampo, Izúcar de Matamoros y Cuetzalan, ya que presentan deficiencias por carecer de luz, medicamentos y personal para atender a los habitantes.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas