Rector negocia con trabajadores del HUP


Osvaldo Macuil Rojas


El paro de brazos caídos en el Hospital Universitario de Puebla (HUP) iniciado la noche del miércoles pasado, se resolvió luego de que el rector de la Universidad Autónoma de Puebla (UAP), Enrique Agüera Ibáñez, negociara con los trabajadores, en donde se aceptó resolver las demandas de los trabajadores relacionadas con el abasto de medicamentos en la unidad médica y los pagos de horas extra.


A pesar de este paro de labores de más de 700 trabajadores, el servicio médico no se detuvo, lo cual no afectó a las personas que necesitaron atención, pues de acuerdo a los trabajadores inconformes, “los pacientes están atendidos al cien por ciento aunque sea por dos enfermeras y los médicos de guardias”.


Tras las negociaciones entre Enrique Agüera y los trabajadores inconformes, se acordó respetar los derechos laborales y garantizar la atención médica.


“He hecho un esfuerzo por construir equilibrios en la universidad, hay temas que pueden tener solución inmediata y otros tienen que esperar, pero tengan la certeza de que poco a poco iremos realizando las mejoras’’, apuntó el rector de la institución.


Señaló que hace seis años, el HUP recibía 14 millones de pesos para la compra de equipos y material médico, cifra que en la actualidad supera los 200 millones de pesos: “La universidad y el HUP generan empleos en función de sus propios recursos, todos deben ser conscientes que la situación en los últimos años ha sido difícil, no obstante se atenderán las peticiones en la medida de las posibilidades y conforme a lo establecido en el marco legal correspondiente”.


Además de los pagos, los trabajadores recibirán uniformes nuevos para que puedan laborar, así como apoyos económicos a los médicos internos de pregrado y empleados con riesgo infectocontagioso.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas