Constitucional, la regulación del derecho de réplica: Piña


El procurador del Ciudadano sostiene la viabilidad constitucional de la reforma para derogar la difamación y la calumnia


Selene Ríos Andraca


El procurador del Ciudadano, Juan Pablo Piña Kurczin, encargado de la realización de las iniciativas del gobernador Rafael Moreno Valle, sostuvo la constitucionalidad de la reforma para derogar los delitos de difamación y calumnias, y para la regulación del derecho de réplica, bajo el argumento de que la medida no es de legislación exclusiva del Congreso de la Unión.


El martes pasado, CAMBIO publicó que el Congreso local está impedido para regular el derecho de réplica debido a que es materia federal, pues el decreto para modificar el artículo sexto constitucional y el decreto para insertar la réplica en el Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales (Cofipe) confieren a la Cámara de Diputados la creación de la ley reglamentaria.


Sobre la derogación de los delitos de difamación y calumnia, estipulados actualmente en el Código de Defensa Social, ha habido una serie de críticas de parte de periodistas y de la Asociación Mexicana del Derecho a la Información por la falta de causales para incurrir en la falta de “daño moral”. Al respecto, Piña Kurczin enfatizó que existe una mala interpretación de la iniciativa.


En entrevista con esta casa editorial, Juan Pablo Piña -quien asumirá la consejería jurídica cuando se apruebe la nueva Ley para la Administración Pública- salió en defensa de la iniciativa que él redactó, al señalar que el Congreso local sí puede regular el derecho de réplica y que la libertad de expresión debe tener un límite para no atentar contra el honor y la moral de terceras personas.


El argumento jurídico esgrimido por Piña Kurczin para defender la constitucionalidad de legislar el derecho de réplica es que ningún artículo transitorio puede estar por encima de la Carta Magna federal.


“En el 2008, cuando se incluyó el derecho de réplica en el Cofipe, existió un transitorio de que el Congreso tenía 30 días, un plazo fatal, para expedir una ley que regulara el derecho de réplica, pero no se puede entender que un artículo transitorio, que un decreto que promulga un código, tenga más valor que una reforma constitucional aprobada por dos terceras partes del Congreso y ratificada por las entidades federativas”.


Además, el eventual consejero jurídico resaltó que en los estados de Michoacán y Veracruz se ha estipulado la regulación del derecho de réplica porque no está prohibido para las entidades legislar en la materia.


“El derecho de réplica no es materia federal, porque no se encuentra dentro del artículo 73 de la Constitución que otorga al Congreso federal regular en algunas materias. Y por otra parte, el 124 constitucional, dispone que todo aquello que no esté expresamente otorgado a la Federación, se tiene reservado para las entidades (…) De ahí que toda vez que no está en el 73, pues está reservado para los estados. Cuando se adicionó el derecho de réplica en el sexto constitucional se incluyó un artículo transitorio para que el Congreso hiciera las adecuaciones para las leyes federales, pero en ningún momento prohíbe una jurisdicción concurrente, podría haber local y federal, pero tampoco está prohibido”.


-¿Existe un yerro en la iniciativa para desaparecer los delitos de honor, porque la regulación del derecho de réplica es de orden federal y no local? -se le preguntó a Juan Pablo Piña.


-El artículo 13 de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y el 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos disponen que la libertad de expresión tiene que ser llevada a su máxima expresión, entonces, la CNDH, CIDH han recomendado que no se procure una censura previa a quienes ejercen el periodismo, para que no sean perseguidos por la vía penal y ello genere censura de parte del Estado. La idea es derogar los delitos, sin embargo, los instrumentos internacionales proponen también que la libertad tiene un límite, como lo es la vida privada, el honor, entonces, hay que regular la contraparte por la vía civil para reforzar el tema del resarcimiento moral.


-Existen críticas en la desaparición de los delitos de honor, porque no están especificadas las causales…


-Quizá la opinión publicada y algunas personas que no conocen el texto piensan que se convierten en un delito que se llama delitos penales especiales, es decir, que los delitos están en un lugar distinto del Código de Defensa Social, pero no es el caso. La difamación y calumnia deja de ser delito, se traduce solamente en la obligación de resarcir el daño moral.


-Pero no vienen especificados en qué casos se daña la moral…


-Cuando se daña el honor, a la imagen de una persona, cuando se afectan los sentimientos. Por ejemplo, piensa en el caso de un artista que se dedique a hacer música para niños y sale en alguna columna o foto un tema que no es apto para menores y afecta la venta de sus discos, ahí está el daño moral que puede sufrir. Nosotros utilizamos disposiciones que están en funcionamiento en el Distrito Federal.


-La Amedi y periodistas han criticado…


-Leí que comentaron que estaba bien la propuesta… En toda democracia, el Ejecutivo propone y el Legislativo dispone, si los diputados disponen que se tiene que modificar algo para mejorarlo, pues adelante.


09 01


Al centro, Juan Pablo Piña con el procurador Víctor Carrancá Cambio / Foto / Ulises Ruiz




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas