RMV oculta por 7 años gastos en aeronaves


Para ocultar la información, el morenovallista emplea los mismos argumentos que Mario Marín


El pretexto es que la información financiera de las aeronaves pone en riesgo la vida del gobernador y de sus funcionarios, además boicotea el combate a la delincuencia organizada


Selene Ríos Andraca


El gobierno morenovallista ocultará por siete años la información relativa a los gastos de las cuatro aeronaves de su propiedad, así como las arrendadas para el traslado del gobernador Rafael Moreno Valle y los funcionarios públicos, de acuerdo a la solicitud de información 00223311 presentada por esta casa editorial, bajo argumentos de seguridad.


La reserva, sin embargo, se convierte en un acto de opacidad del morenovallismo dado que se solicitaron datos genéricos sobre los gastos en aeronaves, tales como: el desglose de gastos realizados por la administración en lo que va del sexenio en aeronaves, combustibles, aditamentos, operación, mantenimiento, así como las millas recorridas por cada una de las aeronaves propiedad del gobierno, mas no se requirieron las bitácoras, los destinos o la agenda del mantenimiento de cada una de ellas.


La reserva de la información de siete años corrió a cargo de la Secretaría de Finanzas -cuya titular del área de Transparencia es Danaé Azalea Torres Sosa- mediante un acuerdo firmado por el secretario Roberto Moya el 15 de junio de 2011, curiosamente justo un día antes de que CAMBIO presentara la solicitud de información.


Es decir, hasta que concluya la administración de Rafael Moreno Valle, los poblanos conocerán los gastos que realizó con dinero del erario en sus vuelos y las millas que recorrió en las aeronaves propiedad del gobierno estatal.


El Acuerdo de Reserva de siete años sobre la información requerida carece de sellos o algo que certifique la fecha en que fue firmado, además está impreso en hoja simple, y se limita a hablar sobre el riesgo que correría el gobernador y los funcionarios públicos en caso de que se revelaran los gastos que realiza el gobierno estatal en aeronaves.


Es preciso resaltar que el gobierno morenovallista empleó los mismos argumentos que la administración de Mario Marín -catalogada como de las peores en transparencia- para negar los gastos en aeronaves. Además, la opacidad con la que se conduce la administración de Rafael Moreno Valle se ha acentuado, pues hace unos días la Secretaría de Administración ocultó la subasta del helicóptero Bell 412 EP serie 3630 y además, la Contraloría firmó un acuerdo de opacidad con el resto de las dependencias para que los funcionarios públicos no reporten los gastos que realizan en sus giras institucionales.


CAMBIO solicitó el pasado 16 de junio a través de Infomex lo siguiente: “Desglose de gastos realizados por la administración actual del primero de febrero a la fecha de esta solicitud en vuelos en aeronaves, ya sea helicópteros, aviones o similares. El desglose del gasto mensual en combustibles, aditamentos, mantenimientos, operatividad, así como las millas recorridas por las aeronaves de la administración del primero de febrero a la fecha de esta solicitud. El gasto y las millas desglosadas por cada aeronave que utiliza el gobernador Rafael Moreno Valle o cualquier funcionario del gobierno actual”.


La directora de Transparencia de la Secretaría de Finanzas, Danaé Azalea Torres, puso a disposición de esta reportera el acuerdo de reserva, bajo las condiciones que solamente puede ser leído, mas no se permite fotocopiar o tomar imágenes sobre el mismo.


Los pretextos de reserva


En abril de 2007, el gobierno de Mario Marín Torres se rehusó a entregar las bitácoras de los vuelos del mandatario, la lista de acompañantes y los gastos realizados por la administración en este ámbito, bajo el pretexto de “seguridad nacional”. La propia Comisión para el Acceso a la Información Pública respaldó la negativa, y la información se mantuvo oculta hasta que concluyó el gobierno marinista.


Los argumentos esgrimidos por la administración marinista son los mismos que utiliza ahora el mandatario de la megacoalición, a pesar de que la solicitud presentada por CAMBIO no requería bitácoras o destinos.


De acuerdo a la respuesta de la Secretaría de Finanzas, las cuatro aeronaves propiedad del gobierno se encuentran en resguardo de la Dirección de Servicios Logísticos de Apoyo al Ejecutivo que se encarga de coordinar el servicio de transporte aéreo de los servidores públicos adscritos a Seguridad Pública y del resto de los servidores, así como realizar vuelos solicitados por cualquier otro funcionario o el gobernador y la misma está adscrita a la Secretaría de Finanzas.


La Dirección tiene a su disposición los inventarios de las aeronaves, instalaciones y equipo propiedad del gobierno del estado, y las tareas de supervisar y controlar las operaciones que se realizan: “así como el registro y control de bitácoras de las cuales se desprende la información que contiene el uso, empleo, práctica, rutina, estilo o costumbre. Que dentro de esta información se encuentran datos de identificación de las aeronaves, como modelo, marca, número de serie, número de motor”.


El hecho de que el gobierno morenovallista revele los gastos que ha realizado o las millas que recorrido del primero de febrero al 16 de junio, pone en riesgo la seguridad del mandatario, de los funcionarios, además de la operatividad de la Secretaría de Seguridad Pública contra la delincuencia organizada.


“Que de divulgarse dicha informaciones pondría en riesgo la vida y la seguridad tanto de los servidores adscritos a la Secretaría de Seguridad Pública como del resto de las dependencias y del gobernador (…) pues de darse a conocer los datos relativas a las aeronaves en las que se trasladan, cualquier persona podría identificarlas con el fin de atentar en contra de su seguridad y sus acompañantes, e incluso, puede obstaculizar la prestación de un servicio a cargo del estado o comprometer la integridad del gobernador y los funcionarios”.


Los gastos que se han realizado en las cuatro aeronaves que utiliza Rafael Moreno Valle o sus funcionarios para trasladarse a viajes al interior del estado o del país, son peligrosos para la seguridad de los mismos y el combate a la delincuencia.


“Las aeronaves son destinadas a la Secretaría de Seguridad Pública para el combate frontal a la delincuencia, pues cabe la posibilidad de que al hacer pública esta información, la misma pueda ser usada por la delincuencia para neutralizar alguna acción de combate”.


Otro argumento es un posible atentado o la creación de patrones de vuelo de parte de la delincuencia: “Se corre el riesgo de que exista un atentado en perjuicio de esta función pública, ante la publicación de uso cotidiano de aeronaves, el delincuente buscaría vías de acceso para realizar las líneas de acción para menguar la paz y la seguridad pública.


“También se podrían generar patrones de vuelo para inferir destines y sea más fácil atentar contra la seguridad y los servidores públicos”.


Con dichos argumentos, la información se reserva por siete años, es decir, hasta que concluya el sexenio de Rafael Moreno Valle, los poblanos conocerán los gastos que realizó con dinero del erario y las millas que recorrió en las aeronaves del gobierno.


“Se clasifica como información reservada la que se genere, obtenga, adquiere, transforme, conserve en la Secretaría de Finanzas relativa a las aeronaves en las que se efectúan traslados de los servidores públicos, entre los que se encuentren datos de identificación”.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas