Rechaza Loyola acusaciones de la exlíder de La Piedad


Dice que sólo han brindado apoyo a los comerciantes de la zona cuando lo han solicitado


“Detrás del derrocamiento de Maricela está la impunidad, la corrupción, el chantaje, la aplicación del recurso de sus agremiados”, sentenció el regidor del PRD


Luz Elena Sánchez


Arturo Loyola González rechazó las acusaciones de Maricela Reyes Rosete en el sentido de que tanto el regidor como la administración de Eduardo Rivera Pérez, provocaron su caída como lideresa del mercado de La Piedad, pues dijo que sólo se ha tenido contacto con los comerciantes de la zona cuando ellos han requerido el apoyo.


El perredista recordó que Reyes Rosete fue desconocida como líder por sus actos de corrupción desde hace diez años en el tianguis: “Detrás del derrocamiento de Maricela está la impunidad, la corrupción, el chantaje, la aplicación del recurso de sus agremiados, es lo que está atrás de Maricela Reyes Rosete, desde hace más una década les roba a sus agremiados”.


Luego de que la exlíder acusara al gobierno capitalino de apoyar a Fabiola Ábrego Flores para hacerse cargo de la agrupación, Loyola González aseguró que el Ayuntamiento de Puebla no puede intervenir en estos procesos, pero indicó que si los comerciantes la avalan, el gobierno le dará su apoyo: “Los que la tienen que reconocer son ellos, en la vida interna de las organizaciones nosotros no nos metemos, la apoyamos como nos corresponde hacerlo”.


Informó que el gobierno capitalino intervino en la problemática luego del enfrentamiento que hubo en el tianguis debido a que los comerciantes se manifestaron en contra de su liderazgo debido al cobro de cuotas: “Nosotros como gobierno de la ciudad le brindamos todo el apoyo y toda la protección a todos aquellos ciudadanos que lo solicitan por las amenazas e irregularidades que se presentan en el tianguis, (…) En lo que va de esta administración jamás se han promovido este tipo de problemas”.


Al negar que sea el responsable de los grupos de choque identificados como seguridad privada del mercado, aseveró que fueron los mismos comerciantes quienes buscaron el apoyo para resolver el conflicto: “Estuvimos reunidos directamente con ellos, aquí en sala de Regidores la señora lo que quería era seguirlos robando, y cobrando de manera ilegal. Lo que nosotros hicimos fue girar un oficio a la Dirección de Patrimonio del Municipio donde les pedíamos informes de cuál era la situación del tianguis, (…) les dijimos: ‘ésta es la información’ y cuando los fueron agredir pidieron el apoyo de la fuerza pública, es obligación dárselas”.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas