Para Lalo la rehabilitación contará como 189 calles


El alcalde capitalino se monta del proyecto para sumarla al de las Mil Calles


Luz Elena Sánchez


El alcalde de Puebla, Eduardo Rivera Pérez, se inventó una nueva argucia para cumplir con la pavimentación de mil calles en su primer año de gobierno al colgarse del proyecto de modernización del bulevar Esteban de Antuñano, que se realizará entre el gobierno estatal y el Ayuntamiento, pues dijo que con esta obra -de 6.2 kilómetros- se sumarán 189 calles correspondientes al programa de las Mil Calles.


La obra de este bulevar se traduce en minicalles pues cada una medirá sólo 32 metros, a pesar de que el criterio que ha establecido su administración para contar las calles es de 85 metros.


A pesar de que el proyecto costará 103 millones de pesos, será financiado a partes iguales con la administración de Rafael Moreno Valle, el edil ha contado toda la obra como suya.


En entrevista tras hacer el anuncio de la obra, insistió en que la modernización de la vialidad contará como 189 calles: “Esta obra equivale a más de 180 calles (…) desde el principio de la toma de protesta dijimos que íbamos a realizar calles de asfalto y de concreto hidráulico. Cuando se sume todo el alcance de obras que tengamos de concreto hidráulico lograremos superar el porcentaje de las calles que nosotros mencionamos”.


El alcalde no quiso reconocer que las calles no se ajustan a los criterios establecidos por la Secretaría de Gestión Urbana y Obra Pública, pues cada calle se contabiliza por cada 85 metros pavimentados, pero en el bulevar Esteban de Antuñano se rehabilitarán 6.2 kilómetros, lo cual en palabras del alcalde significan 189 calles, cuando según el primer criterio sólo se pavimentarían 72. “Invitaría a primero revisar los números antes de que digamos que no (…) ya mencionamos que el promedio de las calles es de 85 metros lineales por 8 metros de ancho”.


El secretario de Gestión Urbana y Gestión Urbana Municipal, Felipe Velázquez Gutiérrez, explicó que la obra consistirá en un recubrimiento de hormigón de cemento Portland construido sobre un pavimento asfáltico que ya existe: “Constituye una forma de rehabilitación de un pavimento que se diseña para extender la vida de un pavimento asfáltico deteriorado. Este sistema de construcción además de garantizar un periodo de más de 20 años sin inversiones de mantenimiento, es un sistema que se realiza de una manera muy rápida”.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas