RMV y Córdoba toman protesta a delegado del ISSSTE


Durante el evento protocolario se realizó una manifestación de trabajadores y derechohabientes


Elvia García Huerta


En medio de protestas y reclamos por parte de derechohabientes y trabajadores del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), el secretario de Salud federal, José Ángel Córdova Villalobos tomó protesta al nuevo delegado en Puebla de la institución, Francisco Narro Robles, hermano del rector de la UNAM.


El pasado viernes, el gobernador Rafael Moreno Valle Rosas, en compañía del titular de la Secretaría de Salud en el estado, Jorge Aguilar Chedraui, testimoniaron la toma de protesta de Francisco Narro Robles como nuevo delegado del ISSSTE, el cual ocupaba el cargo de director de Fomento y Regulación Sanitaria en la dependencia de Salud.


Moreno Valle Rosas aseguró que la mejor manera de hacer efectivo el derecho a la salud es mediante la coordinación entre los tres niveles de gobierno, pues destacó, “que detrás de cada estadística hay una persona y una familia, pero sobre todo un derecho que es el de la salud y que debemos hacerlo efectivo”.


De igual forma, hizo un reconocimiento a Narro Flores por su nombramiento, como resultado de una trayectoria impecable en ese instituto: “Siempre nos da gusto ver que gente honesta, eficiente y con compromiso social, pueda tener un crecimiento importante, que pueda seguir desarrollándose”.


Sin embargo, el evento por instantes fue opacado, pues al término de la toma de protesta alrededor de 50 personas, encabezadas por Isaac Hernández Gómez, integrante del colegiado de la Federación Democrática de Sindicatos de Servidores Públicos (Fedessp), ingresaron al Centro de Convenciones para denunciar que después de cuatro años que se aprobará la reforma de Ley al ISSSTE, no se ha cumplido con la entrega de recursos económicos para infraestructura, así como la contratación de médicos, enfermeras, y sobre todo ampliar el cuadro básico de medicamentos, lo que podría provocar un colapso del instituto.


“Estamos a tiempo de salvar al ISSSTEP, por eso estamos demandando ante la sociedad, los diputados, los senadores y el presidente, que las comisiones de salud tomen cartas en el asunto y se haga una auditoría”.


Finalmente, dio a conocer que en Puebla al menos son 80 mil trabajadores los que atiende la institución, por lo que es necesario que se haga una auditoría. Es por ello que reiteró que de no “tomar cartas en el asunto, el sistema se puede colapsar”.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas