Con Marín, Puebla perdió 103 mil hectáreas de bosque


Revela la directora de Greenpeace México, Patricia Arendar


Yonadab Cabrera Cruz


La directora ejecutiva de Greenpeace México, Patricia Arendar, acusó que en el sexenio marinista se perdieron 103 mil hectáreas de bosque, lo que representa alrededor del 50 por ciento de la masa forestal en la entidad poblana, acotó que la región donde esta pérdida es más visible fue La Malinche.


Entrevistada en el Complejo Cultural Universitario (CCU) en el marco del Foro Internacional de Derecho, la ambientalista lamentó que Pemex no se haga responsable sobre los accidentes que ocasionó el mal estado de sus ductos en el municipio de San Martín Texmelucan, e indicó que debido a ese tipo de contingencias se requiere una Ley Federal de Responsabilidad de Daño Ambiental.


Patricia Arendar señaló que la pérdida de la masa forestal en los últimos seis años, provocará que el estado se convierta en desierto, que haya pérdida de agua, asó como de recursos naturales, “la tierra dejará de ser productiva y fértil, entre otras cosas”.


“Nosotros hacemos un diagnóstico con base en nuestras campañas, hemos estado varias veces en Puebla, hemos señalado una situación bastante grave en la pérdida de la masa forestal, sobre todo en la parte de La Malinche que pertenece al estado de Puebla, ahí tenemos una pérdida de casi 50 por ciento”.


“Algunos autores dicen que han perdido en los últimos seis años más de 103 mil hectáreas de bosque, esto es una situación muy grave, porque en el estado se va a generar una zona semidesértica y una pérdida de agua”.


Además, manifestó que en la capital poblana hay una contaminación industrial alta, “la ciudad de Puebla tiene un crecimiento desordenado y eso impacta en los mantos acuíferos locales, por si fuera poco hay un incremento significativo en el uso del automóvil: “Nosotros percibimos una contaminación industrial importante”.


Con respecto a la explosión de un ducto de Pemex en diciembre pasado y el derrame de combustóleo la semana pasada, Patricia Arendar lamentó que la paraestatal no quiera hacerse responsable por sus negligencias.


“Fue un impacto fuerte a partir de una negligencia, además del no control de lo que está pasando en los ductos, no hay capacidad de sancionar al mayor contaminador en materia de impacto que es Pemex, debe haber un control y monitoreo de ver qué pasa con los ductos”.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas