Presentan a nuevo presidente de Volkswagen de México


Andreas Hinrichs se hará cargo de la armadora en el país, en sustitución de Otto Lindner


Osvaldo Macuil Rojas


Andreas Hinrichs fue presentado como el nuevo presidente del Consejo Ejecutivo de Volkswagen de México en sustitución de Otto Lindner, en donde se anunció que en mayo iniciará la producción del modelo sucesor del New Beetle.


Durante su discurso de despedida, Otto Lindner resaltó los proyectos que tiene el consorcio alemán en México, destacando el inicio de la producción del sucesor del New Beetle en mayo próximo, del cual se ensamblarán cien mil unidades por año.


“Este modelo será fabricado exclusivamente en Puebla para los mercados mundiales”, dijo tras referir que 2 mil trabajadores de la empresa serán instalados en las líneas de producción del nuevo modelo, pero esto no implica la contratación de más obreros.


Además refirió que se invertirán 550 millones de dólares para la construcción de la primera etapa de la planta de motores en Silao, Guanajuato, en donde se empelarán a 700 personas. “La decisión de instalarla en Guanajuato fue resultado de un largo proceso de planeación y análisis. En su primera etapa la planta producirá una nueva generación de motores de tecnología avanzada, los cuales serán utilizados en vehículos de Puebla y en la nueva planta en Chatanooga, Estados Unidos”, recordó.


En tanto, el nuevo presidente del Consejo Ejecutivo de Volkswagen en México, Andreas Hinrichs, aseguró que tendrá una relación de cordialidad con el sindicato de la empresa germana para poder alcanzar las metas que la automotriz tiene para este año, entre ellas el inicio de la construcción de la planta de motores en Guanajuato, la producción del New Beetle y el récord de fabricar 510 mil vehículos en Puebla.


Asimismo, los directivos de Volkswagen buscarán una buena relación con sus trabajadores para aumentar la competitividad de la firma germana, porque con la planta que tendrán en Chatanooga se tendrá una competencia importante para Puebla.


“La meta es estabilizar aún más la producción de Puebla y mejorar la imagen a nivel país y, sobre todo, ante el Consejo de Volkswagen. Es importante recalcar que para logra esto es indispensable trabajar en la calidad de nuestros productos”, agregó.


Durante los siete años que Lindner estuvo al frente de Volkswagen, la capacidad de producción de la empresa aumentó de mil 400 unidades ensambladas diariamente en 2004 a 2 mil 100 actualmente; el número de trabajadores pasó de 13 mil a 16 mil, un crecimiento del 25 por ciento.


Además, se considera a la planta de Puebla como una de las instalaciones más grandes y de mayor producción que el consorcio teutón tiene fuera de Europa, en donde se han invertido en promedio 400 millones de dólares anualmente, desde la llegada de Lindner.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas