Marinistas abandonaron a paisanos en Estados Unidos


Denuncia Roberto Bravo, presidente del Consejo Binacional de Organizaciones Comunitarias


Elvia García Huerta


Roberto Bravo Rodríguez, presidente del Consejo Binacional de Organizaciones Comunitarias, denunció que desde el mes de diciembre paisanos en Estados Unidos se encuentran abandonados por las autoridades locales, ya que las Casas Puebla no están funcionando de manera regular; es por ello que exigió a la administración de Rafael Moreno Valle Rosas la regulación de éstas y evitar el cierre.


Entrevistado a las afueras de Casa Aguayo, Bravo Rodríguez aseveró que los migrantes se siente utilizados, pues en las pasadas elecciones fueron buscados para el voto y ahora que las nuevas autoridades en Puebla entraron en funciones, no han visto acciones para los paisanos.


“Mi visita a Puebla obedece a tener una audiencia directa con el secretario general de Gobierno, Fernando Manzanilla Prieto, con la finalidad de plantearle de manera directa estos asuntos, ya que el tema de migrantes poblanos debe ser una prioridad para la actual administración”.


Calificó de urgente que se regularicen los servicios en Nueva York, Los Angeles, California y Houston para los poblanos, pues no pueden tramitar actas de nacimiento y otros documentos oficiales debido a que los encargados de las Casas Puebla alegaron que si no tienen presupuesto para salarios, entonces no trabajarán.


“Nosotros tenemos necesidades todos los días, todos los días tenemos problemas, todos los días se mueren migrantes y todos los días necesitamos documentos, por ellos las Casas Puebla deben estar abiertas siempre”, apuntó.


Finalmente, indicó que en la transición del sexenio estas representaciones del gobierno estatal dejaron de operar en forma correcta por las organizaciones que las tienen a su cargo. El titular de la Comisión de Atención al Migrante Poblano, Miguel Jaquin, le explicó que continúan con el análisis de las necesidades de estas oficinas.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas