Ligan a hombres para después asaltarlos


Las conocieron en el bar La Cantina de los Remedios y después se las llevaron a su casa


En su departamento las féminas le pusieron algo a las bebidas lo que provocó que se quedaran dormidos, tiempo que aprovecharon para hurtar joyería y otros artículos


Daniel Hernández Cruz


Dos hombres fueron asaltados por un par de mujeres que conocieron en el bar La Cantina de los Remedios, en la denuncia uno de los timados señaló que después de unos tragos invitaron a las mujeres a su departamento en donde le pusieron algo a las bebidas lo que provocó que se quedaran dormidos, tiempo que aprovecharon para hurtar joyería y otros artículos.


En la averiguación previa 427/2011/Sur uno de los agraviados explicó que la noche del domingo él y su amigo fueron a La Cantina de los Remedios en donde conocieron a dos mujeres, una se identificó como Verónica González Izusa quien dijo ser de origen hondureño y su compañera de quien sólo recuerda que dijo que se llamaba Verónica y que originaria de Tabasco.


En el bar se tomaron una botella entre los cuatro y, posteriormente, fueron a otro al bar conocido como El Tiradero en donde consumieron tres cuartos de otra botella.


Cerca de las cinco horas salieron del lugar en compañía de las mujeres a quienes invitaron a su domicilio ubicado en un fraccionamiento de la zona de Xilotzingo en donde terminarían de consumir la botella que habían comprado.


El afectado señaló que no se sentía cansado ni en avanzado estado de ebriedad, pero que repentinamente se quedó dormido junto con su compañero de parranda y despertaron hasta las 16 horas.


En ese momento se percató que faltaban varias cosas de su domicilio así como artículos personales.


En su declaración señaló que le robaron una cadena de oro de 14 quilates marca Cartier, una esclava de la misma marca, un reloj Lancaster, así como un teléfono celular y un Nextel.


Las mujeres registraron el domicilio de donde robaron unos aretes de perlas españolas otro par de brillantes de zafiro y los anillos de matrimonio de su madre así como una consola de videojuego.


Mientras que a su compañero de parranda le robaron una cadena de oro de 18 quilates, una pulsera Lancaster un reloj de 18 quilates, además de una chamarra de piel, una Blackberry así como un iPhone 4.


El afectado señaló que los vecinos de la zona vieron a las mujeres que pidieron un taxi y que llevaban una maleta. Finalmente puso a disposición de las autoridades los vasos en los que consumieron sus bebidas puesto que encontraron restos de polvo blanco con el que presumen él y su amigo fueron drogados.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas