Detectan irregularidades en cuenta marinista


El presidente del OFS, Víctor Manuel Hernández Quintana, no pudo responder a los cuestionamientos de los diputados


El diputado Mario Riestra indicó que la diferencia entre la cifra de la deuda presentada por el exsecretario de Finanzas y la documentada por el presidente del organismo genera diversas dudas


Yonadab Cabrera Cruz


La Comisión Inspectora del Órgano de Fiscalización Superior (OFS) detectó un desfase de 254 millones de pesos en la deuda pública que heredó el gobierno marinista a la administración de Rafael Moreno Valle, pues en su última comparecencia el extitular de Finanzas, Gerardo Pérez Salazar, dijo que el pasivo era de 9 mil 104 millones de pesos, mientras que el titular del OFS reportó un monto de 8 mil 850 millones de pesos.


Durante la revisión del último mes de la cuenta de Mario Marín, que abarca el periodo del primero al 31 de enero, los diputados encontraron anomalías también en el ejercicio presupuestal de la partida Mil, referente a “Servicios personales”, puesto que en tan sólo 31 días hubo un incremento injustificado en los gastos referentes al pago de nómina.


Por si fuera poco, el presidente de la Comisión Inspectora, Mario Riestra Piña, y el legislador priista José Luis Márquez Martínez informaron que el presidente del OFS, Víctor Manuel Hernández Quintana, no pudo responder sus cuestionamientos sobre las deudas incobrables -por qué son incobrables, a quiénes se les adeuda, a cuánto asciende el monto de ese pasivo-, por lo que esperan que el próximo lunes pueda aclarar esas dudas.


Al respecto, el legislador de extracción panista Mario Riestra indicó que la diferencia entre la cifra de la deuda presentada por el exsecretario de Finanzas y la documentada por el presidente del OFS genera diversas dudas, aunque reconoció que puede haber diferentes justificaciones a ese desfase.


Precisó que hubo un pago a la deuda pública del gobierno del estado por parte de la administración marinista: “Sí genera dudas, pero aún no implica un problema al respecto, todavía entre la fecha en que compareció el secretario pudieron haber surgido algunas cosas. Tenemos entendido que surgió un pago a la deuda de decenas de millones de pesos”.


“Eso nos ayuda a explicar esa deuda. Hay que recalcar que una parte de la deuda que se reportó es deuda directa de gobierno del estado, otra parte es deuda indirecta y otra parte es deuda de los municipios. Estamos tratando de cuadrar deudas para ver si coincide la cifra”.


En cuanto al incremento en el rubro de “Servicios personales”, Riestra Piña consideró que dicho aumento se pudo dar debido a que en el mes de enero se paga la segunda parte de los aguinaldos de los burócratas: “Eso pudo haber impactado en el capítulo mil”.


Además, refirió que la Comisión Inspectora está llevando un ejercicio inédito, ya que se están poniendo a disposición de todos sus integrantes los documentos y dictámenes que elaboró el OFS sobre la última cuenta parcial del exgobernador Mario Marín.


Por su parte, el diputado priista José Luis Márquez mencionó que existe la diferencia entre las cifras presentadas por Gerardo Pérez Salazar y por Víctor Manuel Hernández Quintana, pero según el presidente del OFS les recomendó hacer caso a los estados financieros.


“La cifra de la deuda presentada por el titular del OFS de 8 mil 800 millones y la presentada por el extitular de la Secretaría de Finanzas de 9 mil 50 millones son las principales dudas; sin embargo el auditor nos dice que hay que hacerle caso a los estados financieros, que él desconoce, porque el extitular de Finanzas dijo una deuda de 9 mil 50 millones, y los estados financieros dicen que la deuda es de 8 mil 850 millones de pesos”.


Detalló que otra duda importante fue “sobre montos importantes; uno de 300 millones, otro de 600 millones de deuda que se consideran como incobrables, ¿quiénes eran los deudores?, ¿qué tipo de deudas eran y por qué son incobrables?”.


Cabe mencionar que la deuda que heredó el gobierno de Mario Marín Torres obedece a las líneas de crédito solicitadas a lo largo de su sexenio, pues en seis años los marinistas adquirieron deuda por más de 8 mil millones de pesos sin reportar el uso de los recursos contratados con la banca comercial. Mario Marín heredó del priista Melquiades Morales un pasivo de 3 mil 56 millones de pesos y al término de su periodo como gobernador, la deuda se triplicó a 9 mil 104 millones de pesos.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas