Familiares de robacables exigen su libertad


Se manifestaron afuera del Salón de Protocolos cuando Rafael Moreno Valle se encontraba en un evento


Los quejosos colocaron pancartas con la leyenda: “Señor gobernador, así como nos pidió su voto, queremos su apoyo para liberar a nuestros familiares”


Elvia García Huerta


Alrededor de 30 familiares de los empleados que fueron detenidos el pasado lunes en la empresa Comercializadora Angelópolis -acusados por Telmex de robo-, se manifestaron a las afueras del Salón de Potrocolos del gobierno del estado para exigir al mandatario Rafael Moreno Valle Rosas su intervención en el caso.


Por ello, colocaron pancartas con la leyenda: “Señor gobernador, así como nos pidió su voto, queremos su apoyo para liberar a nuestros familiares”.


Ayer, minutos antes de que iniciara la firma del convenio entre el gobierno estatal y la Financiera Rural para otorgar créditos a productores, más de 25 personas se presentaron afuera del Salón de Protocolos para solicitar la intervención de las autoridades estatales, pues indicaron que el proceso que se está realizando en contra de los 48 detenidos es injusto, “pues hasta mujeres del área de limpieza fueron encarceladas”.


En entrevista José Carlos Luna, esposo de una de las afectadas, detalló que su mujer fungía como empleada de limpieza en la empresa, en donde sólo llevaba ocho meses laborando, y pese a ello los elementos de la Agencia Federal de Investigación también se la llevaron y quieren responsabilizarla de vender cable propiedad de Teléfonos de México.


Explicó que ella y los demás trabajadores, incluidos el gerente y contador de la comercializadora, fueron llevados primero a la delegación de la Procuraduría General de la República, ubicada en la Recta a Cholula, para que declararan sobre este caso y con la promesa de liberarlos; sin embargo, ello no se cumplió y los remitieron al penal de San Miguel en calidad de indiciados.


El mismo caso ocurrió con el hijo, sobrino y yerno de Manuela Méndez, quienes apenas tenían año y medio, seis y dos meses, respectivamente, de trabajar en la empresa ubicada en la colonia Madero, que compra y vende cobre así como otro tipo de metales.


Por más de media hora los familiares, a través de pancartas y gritos, estuvieron afuera del Salón de Protocolos; al no tener respuesta por parte de las autoridades estatales optaron por retirarse.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas