En 15 años, 24 técnicos han desfilado por el Puebla


En los últimos años La Franja ha contratado a cuatro estrategas


Los técnicos más destacados han sido Mario “El Capello” Carrillo, y José Luis Sánchez Solá, estrategas que metieron a las semifinales al cuadro poblano en el torneo de Verano 2001 y Clausura 2009, respectivamente


Germán Reyes


El Puebla de La Franja tendrá en Sergio Bueno al vigésimo cuarto técnico en sus historia desde la creación de los torneos cortos y éste tendrá la consigna de alejar al equipo de los lugares de descenso, además de superar la instancia de semifinales, peldaño que en 15 años es el más alto que ha alcanzado la institución camotera.


La rotación de técnicos que ha tenido el equipo albiazul señala que la institución poblana estrena técnico aproximadamente cada torneo y medio.


Los técnicos más destacados son, en primera instancia, Mario “El Capello” Carrillo, y José Luis Sánchez Solá, estrategas que metieron a las semifinales al cuadro poblano en el torneo de Verano 2001 y Clausura 2009, respectivamente.


Sin embargo, muchos nombres han desfilado por el banquillo técnico del equipo y en los torneos cortos el primero de ellos fue Aníbal Ruiz en el Invierno 1996, llevándolos hasta los cuartos de final en donde sucumbieron ante Necaxa por marcador global de 7-3. Ruiz permaneció dos torneos más con el equipo para marcharse en el Invierno 1997.


Tras su salida, para la jornada 6 del Verano 1998, arribó al plantel camotero Julio César González, quien permaneció en el barco sólo cinco fechas para dar paso a Raúl “Güero” Cárdenas. Con éste el cuadro poblano se metió al repechaje enfrentando a los Tecos de la UAG con quien cayeron por global de 5-3. Cárdenas fue cesado en la fecha 6 del Invierno 1998.


Al quite entró Alfredo Tena, que llegó para la séptima jornada de ese campeonato y pasó sin pena ni gloria, dejando al equipo en la fecha 12 del Verano 1999. Para culminar el campeonato, Manuel Miluir tomó el timón pero no consiguió recomponer el barco para meterlo a las finales.


Así, para el Invierno 1999, el español José Mari Bakero ingresó al banquillo técnico, sin embargo, los resultados no lo acompañaron y obtuvo únicamente un triunfo por tres empates y cuatro derrotas, números que le valieron su salida. Ese mismo año Mario Carrillo llegó al club, dirigiendo ocho encuentros.


La directiva camotera optó por la experiencia en la estrategia y contrató a Miguel Mejía Barón para el Verano 2000, campaña en la que metió a la escuadra de La Franja a los cuartos de final, instancia en la que fue humillado por Toluca que lo venció en el primer duelo 2-0 y en el de vuelta 7-0 para sumar 9-0 en el global.


Patricio Hernández se convirtió en el nuevo técnico de los albiazules para el invierno 2000 pero, al igual que Bakero, no resultó acertada su contratación y duró siete fechas en el timón con cinco derrotas y dos victorias para ceder el lugar por segunda ocasión a Mario Carrillo, quien continuó en el cuadro para el Verano 2001 y consiguió clasificar a las semifinales al equipo, pero fue echado por Santos por global de 6-6 en el estadio Corona. El resultado le valió permanecer una temporada más en la institución pero, para el Verano 2002, salió de la institución.


Entonces llegó Tomás Boy al equipo pero tuvo una pésima campaña, dirigió 13 fechas, perdió ocho duelos, tres empates y una victoria, por lo que fue cesado y reemplazado por Miguel Ángel López, quien dirigió los cinco duelos restantes de la campaña.


Para el Apertura 2002 Gustavo Vargas tomó a la escuadra pero fue cesado a ocho fechas de haber ingresado y entró Víctor Manuel Vucetich que dejó el banquillo para la jornada 8 del Clausura 2003.


Hugo Fernández llegó al club pero sólo comandó cuatro juegos para dar paso a Ignacio Ambriz quien se fue al final de la campaña.


Mario Carrillo regresó al equipo para el Apertura 2003 y para el Clausura 2004. Ignacio Palou quedó al frente de la escuadra hasta el Clausura 2005, siendo relevado en la jornada 6 por Ricardo Campos quien estuvo tres fechas para que después llegara Roberto Saporiti, quien condujo al equipo al descenso.


Puebla regresó al máximo circuito para el Apertura 2007 y consigo trajo a José Luis Sánchez Solá “El Chelís”, quien dirigió al equipo para el ascenso. Permaneció en la institución hasta la octava fecha del Apertura 2008 y fue sustituido por Mario Carrillo pero regresó al club en el Clausura 2009, campaña en la que llevó al equipo a las semifinales frente a Pumas, quedándose a un minuto de clasificar a la final, sueño que se esfumó con un gol de Darío Verón.


Posteriormente, en el Apertura 2009, también clasificó a los poblanos, sólo que esta vez hasta los cuartos de final donde cayeron ante Cruz Azul por global de 7-6. Continuó en la escuadra hasta la fecha cinco del Apertura 2010 cuando decidió renunciar por su irreconciliable relación con el presidente del equipo, Ricardo Henaine.


Así, el auxiliar del Chelís, Eduardo Fentanes, tomó el equipo por dos juegos y llegó al equipo José Luis Trejo quien jamás logró hacer funcionar correctamente a la escuadra y fue cesado en la fecha 6 del Clausura 2011.


Por último el uruguayo Héctor Hugo Eugui se hizo cargo del equipo y, aunque no lo hizo mal, decidió dejar el equipo hace una semana para posiblemente fichar con el Toluca.





Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas