PGJ no ha sido notificado sobre el caso de Castelán


Del error en la integración de la averiguación previa


Daniel Hernández Cruz


La Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJ), a cargo de Víctor Carrancá Bourget, no ha sido notificada sobre algún error en la integración de la averiguación previa del caso de homicidio en contra de Verónica Castelán, y que sus familiares acusan que es la causa por la que el juez federal dejará salir al principal sospechoso del crimen.


Por medio de la unidad de prensa de la dependencia se solicitó la información acerca del caso de Verónica Castelán Couto, a lo que se limitaron a responder que no han sido notificados y que han extraviado los amparos promovidos por la defensa.


Ayer CAMBIO publicó una carta enviada a la columna “Tiempos del Nigromante”, del periodista Arturo Rueda, en la que los familiares señalaron que un juez federal podría dejar en libertad al principal sospechoso del crimen, Hugo Gabriel Hernández García, pues la integración de la averiguación previa, a cargo del agente del Ministerio Público, tuvo deficiencias.


Esto a pesar de que la PGJ cuenta con un agente del Ministerio Público en todos los juzgados penales del estado, a fin de argumentar la averiguación previa por la que consignan a un detenido ante el juez Penal; a pesar de ello, no se ha iniciado una investigación.


En la carta enviada por el hermano de Verónica Castelán -Javier Castelán- señala que fue el mismo juez federal quien les informó que seguramente el detenido ganaría el amparo: “Pedimos una entrevista con el juez federal que lleva el caso y en la brevísima plática nos los hizo saber que era muy probable que favoreciera al delincuente, debido a que la averiguación está mal integrada”.


Cabe recordar que en el penal de San Miguel cuatro sujetos enfrentan un proceso penal por el homicidio de Verónica Castelán Couto, quien murió a consecuencia de las quemaduras que le ocasionaron durante un atraco.


11 días después Hugo Gabriel Hernández García fue detenido en las inmediaciones de la Central de Abasto y, de acuerdo con información que fue difundida en una rueda de prensa por el entonces subprocurador de Averiguaciones Previas, Víctor Pérez Dorantes, era el responsable del homicidio.


Pérez Dorantes señaló que el detenido mantuvo una relación sentimental con la hija de la víctima y por ello conoció la situación económica de la mujer, y así fue como se le ocurrió el atraco en el que invitó a participar a otros tres sujetos.


Aseguró que el día del atraco consumieron drogas y alcohol y que se molestaron con la víctima, que no les entregó el dinero que exigían, por lo que le aventaron un colchón y le prendieron fuego.


Verónica Castelán Couto, de 38 años de edad, ingresó al hospital Betania en donde intentaron atenderle las quemaduras en el 95 por ciento del cuerpo, sin embargo, dos días después falleció.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas