Arranca RMV el proyecto del metrobús


Se invertirán mil 500 millones de pesos, reveló el gobernador, y presumió que cumplió otra de sus promesas de campaña


El primer corredor metropolitano de transporte masivo en la entidad abarcará 18.2 kilómetros que comprenderán el tramo Chachapa-Tlaxcalancingo


Elvia García Huerta


A una semana de cumplir cien días de gestión, el gobernador Rafael Moreno Valle Rosas echó a andar la primera etapa del proyecto del metrobús, el cual comprenderá el tramo Chachapa-Tlaxcalancingo y cuya inversión será de mil 500 millones de pesos, acción que prometió durante su campaña y refrendó en su toma de protesta.


El mandatario estatal detalló que con esta obra Puebla podrá incorporarse al selecto grupo de ciudades con infraestructura vial de clase mundial: “Este proyecto no fue hecho a la ligera, ni es una improvisación o una imposición, toda vez que se contó con el consenso y aval de los transportistas”.


El primer corredor metropolitano de transporte masivo en la entidad abarcará 18.2 kilómetros que comprenderán el tramo Chachapa-Tlaxcalancingo que se cubrirá con 45 autobuses con capacidad para 150 pasajeros y beneficiará a más de 400 mil usuarios; obra se concluirá en dos años. En cuanto al aspecto ecológico, Moreno Valle Rosas destacó que con este nuevo servicio de transporte se reducirá sensiblemente la contaminación por la emisión de gases.


Asimismo, el ejecutivo resaltó que en un proyecto de esta magnitud no caben las diferencias políticas o partidistas, pues se requiere de la participación de todos. “Lo más importante es ver por el interés de los ciudadanos”.


Del mismo modo, comentó que el transporte público -que involucra a los municipios de Amozoc, Puebla y San Andrés Cholula- tendrá dos terminales y 36 paraderos, elevada rentabilidad y ahorros por 200 millones de pesos en horas-hombre.


Por su parte, Bernardo Huerta Couttolenc, titular de la Secretaría de Transportes, reconoció la labor del mandatario y presumió que a diez días de que se cumplan los primeros cien días de gestión, ya se puso en marcha la obra del metrobús.


“El transporte público es un gran pilar para el desarrollo de ciudades modernas y hoy como nunca le damos la importancia y relevancia que los usuarios requieren”.


Explicó que con esta obra desaparecerán 40 rutas del transporte público, entre ellas la 36, 37 y Libertad-Cuauhtémoc, que involucrarán a más de 200 unidades cuyos permisionarios fueron invitados a participar en este servicio con la compra de unidades, las cuales costarán entre 3 o 4 millones de pesos.


Abundó que la construcción del primer corredor de 18.5 kilómetros se realizará en 22 meses, una vez que el proyecto sea adjudicado, que se prevé sea a principios de junio. Los trabajos comprenden la construcción de dos carriles confinados de cemento hidráulico, un par de estaciones de transferencia, 36 paraderos espaciados a 500 metros y la adquisición de 45 autobuses articulados.


Esta línea pasará por el bulevar Atlixco, bulevar Hermanos Serdán, dará vuelta en la 10 Poniente para tomar la diagonal Defensores de la República y terminará en Chachapa.


Detalló que cada unidad tendrá una capacidad de 150 pasajeros, y al día se trasladará un aproximado de 107 mil personas, esto en beneficio de 400 mil habitantes de las áreas por donde pasará este corredor que implicará ahorros y un recorrido de sólo 30 minutos.


Las otras líneas que se habilitarán cuando ésta empiece a funcionar, serán las de la 11 Norte-Sur, bulevares Valsequillo y Hermanos Serdán.


Por su parte, Miguel Ángel Aceves Mendoza, a nombre de los transportistas expresó su apoyo al proyecto impulsado por el gobernador Moreno Valle para dar a Puebla un servicio a la altura de las necesidades de la zona metropolitana y que debe ser aplicado en otros corredores viales.


En entrevista, el representante de los concesionarios afectados señaló que aún no saben qué pasará con los operadores y unidades -camiones y microbuses-, pues admitió que en el caso de los primeros se requiere personal capacitado para el metrobús, mientras que en segundo el 50 por ciento de sus vehículos son nuevos, por lo que buscarán venderlos a otras líneas o incorporarlos a otras rutas.


Al ser cuestionado sobre la tarifa del nuevo transporte, dijo que dependerá del estudio que hagan las autoridades, pero no será igual el costo que el de una ruta urbana.


En tanto, el diputado perredista del municipio de Ciudad Serdán, Jorge Garcilazo, bromeó con que la gestión morenovallista “no está haciendo nada, nada de lo que otras administraciones realizaban en la entidad”, por lo que con el proyecto del metrobús exhortó a cambiarle el nombre a Rafabús, pues se trata de uno de tantos cimientos que el gobierno de Moreno Valle Rosas pondrá para el desarrollo de Puebla.


Por su parte, el mandatario le agradeció, pero indicó que esta obra es de los poblanos y que no debe tener el nombre de nadie en específico, razón por la que llamó a los diputados y a las personas presentes a buscar un nombre para el transporte, “un nombre que signifique el desarrollo de Puebla”.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas