Insiste el alcalde en que no hay persecución vs Alcalá


“Mi gobierno no busca satanizar a nadie y sólo busca resolver los problemas heredados”


Enfatizó que su administración ha tenido que actuar de forma inmediata para que los problemas encontrados no dañen a la ciudadanía


Luz Elena Sánchez


El alcalde de Puebla, Eduardo Rivera Pérez, reiteró que al revelar las irregularidades en las obras de la exalcaldesa Blanca Alcalá, no hay ninguna intención política ni de linchamiento.


Cabe recordar que Alcalá Ruiz manifestó que Acción Nacional ha impulsado una serie de descalificaciones en su contra relacionadas con las deficiencias en algunas de sus obras, como las del Paseo Bravo y Chapulco, como una estrategia para entorpecer su camino a una senaduría en el 2012.


Ante esto el edil indicó que su gobierno no busca satanizar a nadie y enfatizó que su administración ha tenido que actuar de forma inmediata para que los problemas encontrados no dañen a la ciudadanía. “No vamos a ser omisos ni vamos a hacer ningún linchamiento; lo que ha venido haciendo esta administración, en el caso concreto de Chapulco y Paseo Bravo, es actuar de manera inmediata”.


Rivera Pérez señaló que las observaciones que se hagan en el dictamen una vez que culmine el proceso de entrega-recepción y se apruebe en Cabildo, serán de carácter técnico sin que intervenga ninguna intención política: “Si llegara a haber observaciones concretas y puntuales del trabajo de la anterior administración, estará enfocado sólo a lo técnico y no a lo político ni a lo personal”.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas