También encuestadores aprueban a Lalo de panzazo


Le otorgan una calificación de 7


Los encuestadores José Zenteno, Elías Aguilar y Rodolfo Rivera Pacheco, directores de las empresas Mas Data, Indicadores y BEAP, respectivamente, coincidieron en que el trabajo del gobernador Rafael Moreno Valle ha ayudado al alcalde


Yonadab Cabrera Cruz


Los encuestadores poblanos aprobaron al alcalde panista Eduardo Rivera Pérez de panzazo, pues le otorgaron en promedio una calificación de siete, bajo el argumento de que aún tiene un alto bono de confianza por parte del electorado, su gobierno tiene altas expectativas y sobre todo porque la inercia del triunfo electoral de Compromiso por Puebla, el rechazo al exgobernador Mario Marín Torres y las acciones del gobernador Rafael Moreno Valle están dando al munícipe el aval de la ciudadanía.


En entrevista por separado, los encuestadores José Zenteno, Elías Aguilar y Rodolfo Rivera Pacheco, directores de las empresas Mas Data, Indicadores y BEAP, respectivamente, coincidieron en que el trabajo del gobernador Rafael Moreno Valle ha ayudado a Rivera Pérez a mantenerse en el gusto de los poblanos; sin embargo, poco a poco empezarán a diferenciar entre las acciones de una administración y de la otra, lo cual perjudicará al alcalde capitalino si es que no inicia su trabajo.


Además, los tres expertos en estudios demoscópicos reconocieron que Eduardo Rivera fijó objetivos y metas inmensurables, como el hecho de pavimentar mil calles en cien días, por lo que le recomendaron retomar el rumbo de su administración.


El director de Mas Data, José Zenteno, mencionó que la expectativa negativa que tienen los ciudadanos sobre el gobierno de Eduardo Rivera creció debido a que empiezan a ver una diferencia entre los trabajos del gobierno estatal y el municipal.


“En enero, a escasos días de que iniciaran las nuevas administraciones, las expectativas eran altas y se mantienen, pero la expectativa negativa del gobierno municipal creció”, refirió el experto en estudios demoscópicos.


Le puso un siete de calificación para sus primeros cien días de gobierno, ya que ha hecho un trabajo regular, pobre, no se ha destacado en nada, no hay acciones que demuestren el trabajo que se está haciendo en el municipio, pero insistió en que la gente aún mantiene altas expectativas por la inercia del triunfo electoral, el rechazo a Mario Marín y el buen trabajo que realiza Moreno Valle.


Por su parte, Elías Aguilar, director de la empresa Indicadores, le otorgó una calificación de 6.5; incluso, en una encuesta que levantó hace unas semanas, los poblanos aprobaron al munícipe con una calificación similar, y de 400 personas encuestadas, el 31 por ciento consideró que ha cumplido con algunas de sus promesas y 42 por ciento consideró que es positivo el gobierno municipal.


Mientras que el director del BEAP, Rodolfo Rivera Pacheco, le puso siete de calificación a Rivera Pérez, e indicó que en su encuesta el 70 por ciento de los ciudadanos tiene confianza en que la gestión del panista mejorará, pero indicó que mantiene las altas expectativas debido a la inercia del gobernador Rafael Moreno Valle.


“La sombra avasalladora alumbra a Eduardo Rivera, y eso es porque el gobierno del estado tiene más recursos, más publicidad y al alcalde le ha faltado ser más certero en sus obras, que la gente se dé cuenta que está trabajando. Moreno Valle ha hecho muchas cosas y paradójicamente le ha servido al alcalde”.


Pero reconoció que poco a poco se empezará a diferenciar el trabajo del mandatario poblano y del munícipe, por lo que hay un riesgo latente para el alcalde capitalino, porque no le perdonarán el programa de las mil calles pavimentadas si es que no se concreta: “A la hora de cumplir la gente se desilusiona, algunos colaboradores no han dado el ancho, les ha costado aprender, no hay mucho que presumir, la gente se da cuenta de eso”.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas