Blanquistas van por Pedro Gutiérrez


Lo acusarán por daño moral tras las acusaciones directas que ha lanzado en su contra por el proceso de entrega-recepción


Ernesto Ramírez aseguró que durante la administración pasada no fungió como empleado externo, como ha difundido el regidor panista


Luz Elena Sánchez


Los exfuncionarios blanquistas Víctor Manuel Giorgana Jiménez y Ernesto Ramírez López, al tiempo de anunciar que se emprenderá una demanda civil por daño moral y difamación en contra del presidente de la Comisión de Entrega-Recepción, Pedro Gutiérrez Varela, desaprobaron las observaciones del Dictamen de Entrega-Recepción por casi 2 mil millones de pesos, integrado por sumas aritméticas mal aplicadas -como lo anunció CAMBIO- así como por irregularidades menores como la falta de una tapa en un tinaco en la Academia de Policía.


Ernesto Ramírez, exasesor jurídico de Blanca Alcalá Ruiz, anunció que demandará al presidente de la Comisión de Entrega-Recepción y regidor panista, Pedro Gutiérrez Varela, por los señalamientos que en su contra derivados del dictamen de anomalías realizado por dicha comisión.


El exfuncionario tricolor aseguró que durante la administración pasada no fungió como empleado externo, como ha difundido el regidor panista, lo cual -dijo- le ha causado un grave daño moral: “Lo conmino para que pruebe sus aseveraciones hacia mi persona, en el sentido de que fungí como asesor desde el punto de vista contractual externo del Ayuntamiento de Puebla, y lo prevengo del ejercicio de la acción es en su contra. El licenciado Roberto Reyes Aguilar, le he pedido se encargue de la demanda en contra del presidente de la Comisión de Entrega-Recepción que voy a seguir hasta las últimas consecuencias”.


En cuanto a las irregularidades que se han encontrado en el dictamen, resaltan las adelantadas por esta casa editorial en el programa Unidos Para Progresar: “Son cuatro facturas las que se tienen relacionadas con un monto superior a 4 millones de pesos, en realidad esas facturas suman 4 millones 390 mil 580 pesos, y al hacer la transcripción al acta respectiva mueven el punto y establecen en la observación que es de 439 millones 58 mil pesos, por lo que hay que descontar estos 439 millones de pesos que nunca recibió la secretaria, que no hay documento que avale que ingresaron al erario municipal”.


Giorgana Jiménez también negó los faltantes en el programa Hábitat por 4 millones de pesos y la comprobación de 87 acciones, y explicó que éstos se pueden encontrar en la Jefatura del Departamento de Capacitación a Comunidades adscrito a la Secretaría de Desarrollo Social.


En el tema de Comunidad Alerta, donde la semana pasada se aseguró que no se habían entregado las alarmas vecinales, aseveró que hay documentos que afirman lo contrario.


Respecto al daño patrimonial reportado en la Sindicatura por 250 millones de relacionados con los juicios de las empresas ICA, ITO y el juicio de ejidatarios de San Baltazar Campeche para recuperar un predio, se aseguró que son procesos culminados que no dañarán a la actual administración y que en realidad se trató de problemas heredados a Blanca Alcalá Ruiz.


Los priistas aseguraron que con el afán de hacer más grande la lista de observaciones se incluyeron detalles irrelevantes y ridículas como la falta de una tapa en el tinaco de la Academia de Policía, el cambio de marca de una licuadora en el inventario, sillas sin asiento, falta de mantenimiento a neumáticos y falta de tapas en los excusados de los baños.


En este contexto, el exsecretario de Desarrollo Social mencionó que estas irregularidades se hacen públicas con el afán de comprobar que el Dictamen de Entrega-Recepción se integró con ligereza: “Comparten algunos de los elementos que refuerzan nuestra hipótesis de ligereza, ilegalidad y desconocimiento en como han actuado algunos regidores miembros de dicho orden, disentimos en la visión de que es transparencia informar a la ciudadanía con mentiras”.


Ante la interrogante de la legalidad de dar a conocer documentos oficiales para defenderse de las observaciones hechas, Giorgana Jiménez señaló que el regidor panista fue el primero en emprender este tipo de acciones: “Pedro Gutiérrez fue el primero en salir a la luz pública para, con dolo, tratar de engañar a la ciudadanía sobre las supuestas irregularidades. La verdad es que son ellos, es él de manera particular el que ha infringido la ley, nosotros lo que hemos hecho es revisar la documentación que obra en manos de quienes forman parte de esta comisión, los regidores del PRI, y por la gravedad de las acusaciones darle puntual respuesta”.


“No me preocupa la denuncia”


Pedro Gutiérrez Varela, regidor del PAN y presidente de la Comisión de Entrega-Recepción, calificó como una distracción de las observaciones del Dictamen de Entrega-Recepción a la administración de Blanca Alcalá Ruiz, la demanda que en su contra interpondrá Ernesto Ramírez López, exasesor jurídico de Alcalá Ruiz, por difamación y daño moral: “Es un distractor (sic) para un tema fundamental para la ciudad, que es la transparencia, y que se solventen observaciones formuladas por un gobierno entrante contra un gobierno saliente que encabezó Blanca Alcalá”


Al tiempo de manifestar que el tema no le preocupa, Gutiérrez Varela auguró que la demanda será improcedente porque el asunto no se puede personalizar: “No me preocupa ni me inquieta, me parece que además sería improcedente desde el punto de vista de que mis manifestaciones sobre este tema y las observaciones formuladas contra Blanca Alcalá son asunto de interés público y todo está sustentando en un dictamen”.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas