“El innombrable” atiborra el auditorio de la UDLAP


Odiado y admirado por miles de mexicanos, ayer demostró una vez más su poder de convocatoria


La exalcaldesa se quiso lucir al hacer una pregunta al expresidente, pero Carlos Salinas la dejó en evidencia ante el público, quien le dedicó burlas a la priista


Osvaldo Macuil Rojas


A Carlos Salinas de Gortari lo persigue la admiración y el odio de los mexicanos 17 años después de finalizar su sexenio. Su poder de convocatoria atiborró la UDLAP de políticos, estudiantes y medios de comunicación ansiosos de conocer al “Innombrable”, el terror de los mexicanos, el verdugo de la economía, el beneficiario de la caída del sistema, el supuesto asesino de Luis Donaldo Colosio, el impulsor del Tratado de Libre Comercio y el culpable de todas las desgracias del país.


El expresidente pisó territorio poblano con el pretexto de presentar su más reciente libro, dar una cátedra sobre los riesgos que enfrenta México y reevaluar un poco su alicaída imagen.


Entre los asistentes se encontraba la exalcaldesa Blanca Alcalá, quien intentó que Carlos Salinas enfrentara al Revolucionario Institucional por la exclusión de mujeres y jóvenes en el partidazo. Ante el auditorio repleto, Alcalá preguntó: “¿Cómo lograr mayor participación de las féminas, si las decisiones recaen en los hombres en los partidos políticos?”.


Tras sonreír con un dejo irónico, el expresidente se puso de pie, caminó hacia la orilla del escenario, se plantó frente a Blanca Alcalá y viéndola a los ojos le respondió: “No pertenecer a partidos misóginos”.


Los presentes dedicaron burlas y murmullos a la expresidenta municipal y, para rematar Salinas de Gortari cuestionó a su correligionaria: “Habrá qué revisar qué trabajo hizo usted por esos grupos”. Acto seguido se dio la vuelta, caminó hasta su asiento y sonrió con aires de grandeza.


Carlos Salinas estuvo acompañado por sus correligionarios, Alejandro Armenta Mier y Guillermo Deloya, así como por el diputado local del Panal, Héctor Alonso Granados y empresarios como el presidente del CCE, Luis Rodríguez Fernández, y de Canacintra, Luis Espinosa Rueda.


Avala la guerra contra el “narco”



Durante su ponencia, el expresidente advirtió que México enfrenta riesgos por los problemas económicos que se viven en el mundo, por lo que es necesario trabajar con “soberanía y justica” para hacerles frente, así como reducir los niveles de pobreza de México y no bajar la lucha en contra del narcotráfico.


Avaló la lucha del presidente Felipe Calderón contra el narcotráfico, incluso calificó como valiente al mandatario nacional: “Pero hay regiones del país en los que el Estado no tiene el control del monopolio del uso de la fuerza pública”.


El presidente de México durante el periodo 1988-1994 negó que en sexenios anteriores se hayan efectuado pactos con el “narco” para evitar enfrentamientos como los que se viven en la actualidad. Los tiempos han cambiado -aseveró- pues cuando él gobernó el país, el narcotráfico era sólo un problema de seguridad policiaca pero se ha transformado en uno de seguridad nacional.


En la ponencia que duró cerca de 30 minutos, De Gortari indicó que la violencia más fuerte que se registra en el país es la pobreza en la que viven más de 50 millones de mexicanos, la cual es generada por un sistema educativo ineficiente, la poca generación de empleos y el bajo crecimiento económico de los últimos años, a pesar de que se han tenido ingresos anuales de más de 100 mil millones de pesos, por conceptos de exportación petrolera, remesas, turismo e Inversión Extranjera Directa (IED).


En torno al proceso electoral del próximo año, Salinas de Gortari evitó hablar de las posibilidades que tiene el Partido Revolucionario institucional (PRI) de regresar a Los Pinos, y se limitó a señalar que serán los ciudadanos los que elegirán en las urnas el próximo año.


Descalificó al neoliberalismo y el neopopulismo -que han implementaron Ernesto Zedillo y Vicente Fox, respectivamente- pues se requiere participación ciudadana. Además se lanzó contra los intelectuales del país, como Enrique Krauze, a quienes llamó “orgánicos” pues únicamente han generado polarización entre los mexicanos.


Consideró que el proceso electoral será democrático y pacífico, para el que recomendó a los votantes tomar una decisión “con apego a la razón”.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas