Constructores pagan al narco cuotas de 100 pesos a 10 mil


Porque transiten sus camiones en carreteras de Tamaulipas, Guerrero, Nuevo León y Michoacán, denunció la CMIC


Osvaldo Macuil Rojas


El presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), Eduardo Correa Abreu, reveló que los constructores deben pagar cuotas de peaje de 100 pesos a 10 mil al crimen organizado para que puedan circular sus camiones por carreteras de Tamaulipas, Guerrero, Nuevo León y Michoacán.


En su visita a Puebla para presentar el Foro Nacional de Vivienda que se llevará a cabo partir del día de hoy en la Angelópolis, el empresario apuntó que los constructores afectados por esta situación tienen miedo de denunciar ante las autoridades los incidentes, por miedo a sufrir represalias por parte de los delincuentes.


Aseguró que pagar las cuotas de peaje -que en Guerrero se conocen como las “licencias de funcionamiento buenas”- ha comenzado a afectar las finanzas de las empresas. Incluso en los últimos meses se han registrado trabajadores secuestrados y el rescate se lo piden al constructor.


Al ser cuestionado sobre el actuar de los cuerpos policiacos para erradicar las extorsiones que sufren los constructores, el presidente de la CMIC apuntó: “Eso quisiéramos saber”.


Elecciones afectarán a la industria de la construcción


Correa Abreu sostuvo que el 2012 será un año de siete meses para los constructores, pues al ser un año electoral las dependencias federales cerrarán los ejercicios después de julio para iniciar con el proceso de entrega-recepción, entre la administración de Felipe Calderón y el presidente electo.


A pesar de que el presupuesto asignado a infraestructura para el próximo año registró un crecimiento del 5.7 por ciento, los comicios federales provocarán que la industria de la construcción sólo alcance un crecimiento del 4 por ciento en 2012.


Detalló que los tiempos para la ejecución de las obras no irán acorde a los tiempos de la política mexicana, pues de la licitación al fallo por parte de las autoridades, hay plazos de 45 a 90 días, por lo que consideró que algunas obras no se terminarán el próximo año.


“Estamos preocupados porque si las autoridades federales no ejercen el presupuesto autorizado por el Congreso en diciembre, las obras se van a ver apretadas en tiempo. Por lo menos que empiecen a licitarse a más tardar en enero, porque los tiempos de licitación de cualquier obra pública no se llevan por la vía mas corta, al menos son de 45 días”, agregó.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas