Regresan los matataxistas


Encuentran otro conductor muerto en San Lucas El Grande


Staff / Diario CAMBIO


La búsqueda que inició la familia de un taxista desde hace dos semanas, culminó de manera trágica, pues lo hallaron muerto en unos terrenos de cultivo localizados en San Lucas El Grande, en avanzado estado de putrefacción, envuelto en una cobija, amarrado con sogas y degollado.


Una adolescente que llegaba a trabajar en el paraje Zopilocalco y su padre, al empezar sus labores se toparon con un bulto que despedía un olor fétido. Al confirmar que se trataba del cadáver de una persona, hicieron el reporte correspondiente al 066.


Se trataba de los restos de Eleazar Rogelio Ramírez Cirne, un hombre de 53 años de edad que se ganaba la vida como taxista y tenía su domicilio en Santa María Moyotzingo, perteneciente a Huejotzingo; estaba desaparecido desde el 22 de octubre.


La esposa, María de los Ángeles Basilio, acudió al día siguiente al Ministerio Público de San Martín Texmelucan para presentar la denuncia correspondiente por desaparición de persona, quedando asentada en la constancia de hechos 1809/2011, y aunque las autoridades ya lo buscaban, ella por su parte hizo lo propio.


Rogelio salió de su casa en la mañana, diciéndole a su mujer que recogería una camioneta que había prestado, pero ya no regresó. Aunque no precisó los motivos, dijo que sospecha que el responsable del homicidio sería un sujeto al que apodan “El Ingeniero”.


Tras la intervención de peritos de la Procuraduría General de Justicia, se determinó que el ahora occiso fue degollado, a simple vista no se podía apreciar por el estado en que se encontró el cuerpo, mismo que estaba envuelto en cobijas y una lona blanca, amarrada con un cordón.


Ramírez Cirne vestía su ropa adecuadamente, incluso el calzado y se estableció mediante la prueba correspondiente, que el homicidio ocurrió entre 12 y 14 días antes de que fuera localizado.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas