Asesinato de comerciante enoja a la población


Se apostaron afuera de la comandancia de la corporación y le prendieron fuego, también a una patrulla


Staff / Diario CAMBIO


El asesinato de un comerciante oriundo de San Juan Ixcaquixtla a manos de un policía ministerial, desató la furia de más de 300 pobladores que se apostaron afuera de la comandancia de la corporación y le prendieron fuego, también a una patrulla. El homicida fue capturado en un retén de la Policía Estatal.


Por los daños ocasionados a las instalaciones y vehículo de la Procuraduría General de Justicia, se abrió una investigación en contra de quienes resulten responsables, aunque se sabe que varios de los que incitaron los disturbios ya están identificados, por lo que en breve podrían ser detenidos.


La ley tipifica el daño en propiedad ajena por incendio como delito grave, así que quienes sean los inculpados no podrán gozar de su libertad bajo fianza.


Un lío de faldas desató todo. El sábado en la tarde-noche, David Barrera Antonio, de 35 años, y su esposa, caminaban por el parque Juárez, cuando se encontraron con dos elementos de la Policía Ministerial, uno de los cuales sostenía una relación extramarital con la mujer.


Al encontrarse con su rival, David lo encaró, discutieron y terminaron liándose a golpes en plena vía pública. Fue entonces que el agente con placa número 500, Reynaldo Martínez Alcántara, desenfundó su arma Glock 9 milímetros y vació su cargador en el cuerpo de Barrera Antonio, quien se dedicaba a la venta de tortilla.


El probable responsable se escapó a bordo de un vehículo del transporte público que más tarde fue interceptado por policías estatales a unos kilómetros de Tepexi de Rodríguez, quienes procedieron a la detención de Martínez Alcántara.


Al saber de su detención, alrededor de 300 pobladores de San Juan Ixcaquixtla acudieron a la comandancia de la Policía Ministerial, pues suponían que el homicida estaba siendo protegido por sus compañeros y arremetieron contra el inmueble a pedradas.


Aunque no se confirmó, hubo versiones respecto a que la muchedumbre enardecida sacó de las oficinas a uno de los agentes que fue golpeado, aunque ni siquiera estuvo relacionado con los hechos.


Entrada la madrugada del domingo, la situación se salió de control a pesar de la intervención de granaderos de la Policía Estatal y de representantes de la Secretaría de Gobierno, la multitud incendió la comandancia y una camioneta Chevrolet con placas SJ394-03 del estado de Puebla, propiedad de la Procuraduría.


En la Fiscalía de Tepexi de Rodríguez se abrieron dos averiguaciones, la 503/2011 por el asesinato de David Barrera, y la 504/2011 por los perjuicios que provocó la población.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas