El problema de México es la falta de equidad: Salinas Pliego


Debido a que ha generado la pobreza y la marginación


Yonadab Cabrera Cruz


El problema de México, como el de otras naciones del mundo, es la falta de equidad, de oportunidades para todos, ya que ha generado la pobreza y marginación que viven millones de personas, sentenció el presidente de Grupo Salinas, Ricardo Salinas Pliego.


Durante la cuarta edición de la Ciudad de las Ideas, el dueño de Tv Azteca sostuvo un debate con la economista Dambisa Moyo sobre las estrategias que deben seguir tanto los gobiernos como las personas que gozan de buen estatus económico, para sacar adelante a sus respectivos países.


Ricardo Salinas expuso que en México hay cientos de comunidades que viven en pobreza extrema, donde la gente ni siquiera puede acceder a los servicios básicos o, peor aún, a la educación. Por eso, reiteró que la falta de oportunidades ha generado el rezago que se vive en la República Mexicana, pues un alto porcentaje de la población no se puede superar, con una economía solvente, a veces ni siquiera para satisfacer sus necesidades básicas.


El empresario explicó que las mujeres, sobre todo madres solteras y aquellas que viven en una situación de desintegración familiar, son las que se enfrentan más a la falta de oportunidades y equidad, e indicó que debido a esa situación su emporio se ha dedicado a crear programas en apoyo a las mujeres, sobre todo a las madres solteras.


Dijo que ha entregado 350 mil créditos a mujeres para que puedan emprender su propio negocio, tengan sus propias entradas de dinero y saquen adelante a sus hijos, situación que se debería realizar en diversos países, pues de esa forma se le estaría dando a la población las herramientas necesarias para prosperar.


Mientras tanto, la economista africana Dambisa Moyo invitó a Salinas Pliego a instalar una tienda en África y dar las herramientas que tanto necesitan los nativos para salir adelante, pues consideró que los países de ese continente más que ayuda asistencial requieren de financiamientos para empezar a producir, crear negocios y activar su economía.


Consideró que países como Estados Unidos y Francia, los cuales gastan al año millones de dólares en apoyo a África, en realidad no quieren el progreso de ese continente; consideró inútil los apoyos asistenciales que otorgan como comida y vestimenta, cuando deberían de preocuparse por darle educación a la gente, así como crear empleos, industrias y comercios.


Sin embargo, confió en que la aceleración económica de China beneficie a los africanos, debido a que se convertirán en sus principales proveedores de materia prima por vender sus productos a menor costo que el estimado en el mercado internacional.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas