Rebelión priista vs el Panal y Aréchiga


Enviarán carta al dirigente nacional y publicarán un desplegado para rechazar el reparto de candidaturas al partido que dirige Elba Esther Gordillo


Blanca Alcalá, Enrique Doger, Alejandro Armenta, Leobardo Soto, Jiménez Merino, entre otros, se inconformarán con Humberto Moreira por entregar la segunda fórmula al senado y dos distritos que son bastiones del tricolor en Puebla al partido del magisterio


Yonadab Cabrera Cruz


Los priistas poblanos arrancaron una ofensiva para impedir que el Partido Nueva Alianza (Panal) y Guillermo Aréchiga se queden con la segunda senaduría de la fórmula tricolor, pues presentarán un escrito a Humberto Moreira y publicarán un desplegado para inconformarse por los términos en que se pactó la coalición con el Panal, donde su partido, además de ceder una posición al Senado, otorga dos distritos que son 100 por ciento priistas: Ajalpan y Zacapoaxtla.


Entre los priistas que firman la misiva de inconformidad, destacan los expresidentes municipales de Puebla y aspirantes al Senado: Blanca Alcalá Ruiz así como Enrique Doger Guerrero; el expresidente del Comité Directivo Estatal, Alejandro Armenta Mier; los diputados federales Leobardo Soto Martínez, Alberto Jiménez Merino, entre otros.


Incluso, están exigiendo a la dirigencia del PRI que convoque al Consejo Político Estatal para que sea el máximo órgano de ese partido en la entidad poblana el que rechace rotundamente la coalición y fije una postura ante el Comité Ejecutivo Nacional.


En el texto que presentarán al líder nacional de su partido, Humberto Moreira, piden que se haga una valoración de la coalición, argumentando que Nueva Alianza fue su adversario en el proceso electoral 2010, donde hubo descalificaciones, insultos, ofensas y humillaciones a los priistas.


Se niegan a que la segunda candidatura al Senado sea para el Panal, debido a que no cuenta con la votación suficiente para que amerite esa posición y explican que sería lamentable que se otorguen los dos bastiones más importantes para el PRI en Puebla: la candidatura a la diputación federal por el distrito IV, con sede en Zacapoaxtla, y la postulación por el distrito XVI, con cabecera en Ajalpan.


En entrevista, el exalcalde capitalino y actual diputado local, Enrique Doger Guerrero, explicó que hay un desacuerdo generalizado con los términos de la coalición con Nueva Alianza, debido a que pierden posiciones valiosas como la candidatura al Senado y los dos distritos que siempre ha ganado el PRI en el Congreso de la Unión.


“Estamos en desacuerdo con la adición con las posiciones, tanto la candidatura al Senado de la República como las dos diputaciones; los distritos que se le dan a Nueva Alianza son 100 por ciento priistas. Que se le quite la Senaduría y que se le den otros distritos más competidos.”


Doger Guerrero manifestó que es una incongruencia que el 2010 el PRI y el Panal hayan sido adversarios y ahora sean aliados. Además, mientras en el Congreso local son oposición a nivel nacional buscarían un proyecto en conjunto.


“Se debe respetar a la militancia, hace un año fueron nuestros adversarios. También es un contrasentido, en unos distritos vamos a ir juntos, pero en otros los vamos a pelear, es absurda la coalición que se pactó con Nueva Alianza.”


El legislador dejó entrever que el PRI no tendría argumentos para pedir a su militancia que voten por los candidatos del partido del magisterio: “Con qué autoridad vamos a pedir a los militantes que voten por el Panal, si en el 2010 los dejó sin empleo.”Además, manifestó que hay un riesgo latente de que su partido se fracture a nivel nacional, en primer lugar porque Manlio Fabio Beltrones está molesto luego de que se cambiara la redacción de la convocatoria para elegir al candidato a la Presidencia de la República.


Mientras que el segundo factor de división se está generando por la inconformidad que hay entre los priistas de estados como Puebla, Quintana Roo, el Distrito Federal o Chiapas, debido a los términos en que se pactó la coalición con Nueva Alianza a nivel federal.


En el caso de Puebla, dijo que es necesario que se convoque a Consejo Político Estatal para fijar una postura, la cual deberá atender el delegado de CEN, Ranulfo Márquez: “Él es el vínculo entre el Comité Ejecutivo Nacional y el priismo poblano, y la dirigencia tiene que venir a escuchar nuestros reclamos, nuestra irritación, nuestra molestia”.


Por su parte, el exdirigente estatal del PRI, Alejandro Armenta Mier, indicó que en el escrito solicitan a Humberto Moreira que se revise el caso de Puebla: “Es ilógico, humillante, ofensivo, que el PRI otorgue Zacapoaxtla y Ajalpan, es humillante que la coalición sea parcial”.


Alejandro Armenta mencionó que la dirigencia nacional de su partido tiene 30 días para modificar los términos de la coalición con Nueva Alianza para que se hagan modificaciones: “La militancia necesita que le demos argumentos del porqué en unos distritos vamos con Nueva Alianza y en otros seremos adversarios, tenemos que enviar un mensaje de respeto a la militancia y no uno de aniquilación e insulto”.


Y exigió al CEN que aclare si se está sometiendo a los priistas: “Que nos digan si es sometimiento de los priistas a Nueva Alianza, o es parte de las negociaciones”.




Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas