“Ese doble discurso es muy peligroso”


Felipe Consuelo Soto, juez del concurso mercantil de mexicana


Redacción / 24Horas


Entre hoy y mañana se sabrá si Mexicana vuelve a volar. Pero ahí no termina la historia. El juez del concurso mercantil de la aerolínea, Felipe Consuelo Soto, confirma que recibió la documentación que indica que 400 millones de dólares fueron depositados para rescatar a la empresa que desde hace 15 meses no despega.


Gerardo Badín, el conciliador y administrador del proceso, está investigando si la transferencia que realizó el libanés Michael Chamas la semana pasada puede aprovecharse.


“Está buscando entregarme todos los elementos para que podamos definir la autenticidad del documento y si cumple con los requisitos”, dice Consuelo Soto.


Es el viernes 18 de noviembre de 2011. Gallos de pelea y árboles enanos japoneses adornan su oficina. Acaba de terminar una cita de más de tres horas. Le esperan otras cuatro reuniones. Su celular y el teléfono del escritorio suenan una y otra vez. Parece la recta final de un largo proceso plagado de incertidumbre y mensajes cruzados, poca información y miles de familias con mucho que perder.


Consuelo acababa de anunciar que están en la confirmación de fondos, poco después de extender las negociaciones para el rescate de la empresa hasta el 10 de febrero de 2012, cuando la voz del secretario del Trabajo, Javier Lozano, se escuchó en la radio para advertirle a los empleados de la aerolínea que evalúen la idea de la quiebra.


—¿Se deben preparar para la quiebra?


—Ese doble discurso es muy peligroso, porque los trabajadores, en lugar de sentirse respaldados, sienten que efectivamente esto no se puede salvar. Si van a ser tan claros, pues que lo digan ya directamente. No podemos estar dando señales contrarias o contradictorias.


—¿Qué es lo que quiere el gobierno?


—Si la secretaría ya no ve viabilidad, no ve factible el plan de negocios, pues que lo diga, que presente un escrito en donde me diga que no hay ninguna posibilidad de que Mexicana salga adelante. Que lo mejor es la quiebra. Yo lo validaría, y determinaría muy probablemente que esto ya no tiene razón. Claro, me tienen que fundamentar y motivar, por qué consideran eso. Hasta el momento el discurso ha sido al revés, si ellos están diciendo que sí están dispuestos a que salga adelante Mexicana, que yo soy un mentiroso, en ese sentido quiere decir que sí hay un plan factible, que esto puede echarse a andar con los 250 millones de dólares mínimos. Si no estaríamos todos perdiendo el tiempo.


—Si confirman los fondos, qué es lo que sigue.


—Una vez que esté validado eso, iríamos en caballo de hacienda, porque ya se buscaría contactar con Tenedora K, para la cuestión de la compra venta de las acciones, con los principales acreedores, para afianzar bien el convenio concursal, y empezar por parte de la secretaría con la validación de las capacidades que se requieren conforme a la ley de aeronáutica civil.


—¿Y si no aceptan el dinero?


—Entonces continuaremos recibiendo a los demás grupos que todavía están levantando la mano diciendo que van a invertir en Mexicana.


—¿Son 29 grupos?


--Llegaron a ser 29, incluso de muchos no se supo porque había convenios de confidencialidad…


—¿Qué hace complicado este paso?


—Que en México el crédito es muy caro. Las tasas de interés que cobran los bancos por prestar dinero son muy altas, en comparación con otros países. Más si estamos hablando de una cantidad mínima que se requiere de 250 millones de dólares. Entonces hay otros países en donde la tasa de interés que se cobra es mucho menor, lo que hace más atractivo y más factible que un inversionista se arriesgue a invertir en Mexicana.


—Como Michael Chamas…


—Sí, en este caso, el dinero viene de bancos de Dubai o de Suiza. Él se extraña mucho, de que dice, bueno, voy a poner dinero para que un mexicano invierta en Mexicana, por qué no me reciben. O sea, estoy trayendo 400 millones de dólares, en cualquier otro país me ponen alfombra roja. Es complicado explicarle al señor Chamas cómo estamos aquí en México. Pero esa es la realidad.


—Usted reveló que las autoridades, como la SCT, estaban entorpeciendo la venta, a partir de varios ejemplos, como la reticencia a recibir a este inversionista extranjero. ¿Cómo los siente, enojados, o ya se aplacaron?


—Las dos cosas. No fue mi intención causar tanta polémica. Mi idea no era de poder a poder, el Poder Judicial en contra del Poder Ejecutivo, es decirle: ‘oye reacciona. No estás haciendo tu chamba, estás siendo omiso’, creo que parte de lo que estamos hablando, de estar diciendo estar en alta disposición de rescatar a Mexicana, de que esto salga adelante, pues no significa nada más estar esperando. Sino, oigan, que vengan los inversionistas, vamos a platicar con ellos. Sí los han recibido, pero hasta ahí, no ha habido esa situación cordial…


—Fue como un regaño…


—Yo no quisiera que se pensara que los estoy criticando, simplemente fueron cuestiones que yo tomé en consideración, para determinar lo que determiné, que fue, no un jalón de orejas, fue un exhorto, te pido que lleves a cabo tu función. Y mira lo que está pasando, ya hubo una manifestación que fue indebidamente manejada a través de la violencia, hubo heridos, hubo personas detenidas, y solamente un ‘usted disculpe’. Eso está generado porque los trabajadores no se sienten atendidos. Esa falta de sensibilidad social de nuestros gobernantes no está bien. En ese sentido, creo que deben de recapacitar en cuanto a sus actitudes.


—¿Qué le dice a los trabajadores y a sus familias?


—Que hay que tener paciencia. Este proceso yo sé que es muy desgastante para todos, pero necesitamos ir con pies de plomo para llevar a cabo un proceso, que no tengamos más escollos más adelante. En todo caso Iván Barona no es la última opción. Hay otros grupos de inversionistas que están interesados todavía. Finalmente, si estamos tomando esas determinaciones es porque consideramos que es muy factible que pueda llevarse a cabo la reestructura de Mexicana, porque es una empresa viable, es una empresa que tiene un plan de negocios y la SCT no me puede desmentir.

 

Copyright 2008 / Todos los derechos reservados para M.N Cambio /


 
 
Todos los Columnistas